El 'Héroe del Metro' salva la vida a una joven que yacía inconsciente en el suelo

La rápida y acertada actuación de un agente de la Policía Nacional en Alicante ha propiciado que una joven que yacía inconsciente en el suelo con síntomas de asfixia volviera a respirar con normalidad.

El policía consiguió liberar sus vías respiratorias realizándole varias veces la maniobra de Heimlich. Tras reanimarla la mantuvo consciente y en posición lateral de seguridad hasta la llegada de los servicios sanitarios. Este mismo subinspector ya evitó el pasado mes de enero que una mujer fuera arrollada por el metro en Madrid tras desplomarse sobre las vías.

REQUERIDO DE URGENCIA POR VARIOS CIUDADANOS

Ayer sobre las 12,00 horas, en la Avenida Catedrático Soler de Alicante, el agente fue requerido urgentemente en la vía pública por varios ciudadanos. En el portal del número 38 había una joven inconsciente con síntomas de asfixia. De inmediato el policía comunicó este hecho a los servicios sanitarios de emergencia e inició las maniobras de reanimación.

Cogiéndola por las axilas la incorporó y le realizó varias veces la maniobra de Heimlich. Seguidamente la volvió a dejar sobre el suelo boca arriba para explorar sus vías respiratorias e iniciar una reanimación cardiopulmonar.

En ese momento la mujer comenzó a toser ligeramente y el agente la colocó en posición lateral de seguridad para favorecer la respiración y para que mantuviera la consciencia hasta la llegada de la asistencia médica. Finalmente la víctima fue atendida por los sanitarios y trasladada a un centro médico.

EL MISMO AGENTE QUE EVITÓ EN MADRID QUE UNA MUJER FUERA ARROLLADA POR EL METRO

El subinspector responsable de este servicio humanitario también evitó el pasado 21 de enero que una mujer fuera arrollada por el metro en Madrid.

La usuaria sufrió un desmayo y cayó a las vías cuando el convoy entraba en la estación de Marqués de Vadillo. El policía escuchó el impacto del cuerpo de la mujer contra el suelo y no dudó en lanzarse a la zona de raíles para sacarla de allí. El conductor del tren pudo frenar a tiempo gracias a que observó al agente corriendo por las vías.

El agente, de 39 años de edad, es subinspector de la Policía Nacional y presta servicio en la comisaría de Elda (Alicante).