Hallan una segunda víctima mortal en el lugar de la explosión pirotécnica en Tui

Los servicios de rescate han encontrado una segunda víctima mortal en el mismo domicilio de Paramos (Tui, Pontevedra) en el que ayer apareció una mujer muerta tras una explosión de material pirotécnico almacenado de modo ilegal en un anexo a una vivienda particular, según fuentes de los servicios de rescate.

A primera hora de hoy se han retomado los trabajos de rescate y desescombro, ya que ayer los servicios de urgencias no pudieron entrar en todas las casas por motivos de seguridad hasta que los equipos del Tedax asegurasen que ya no había peligro de más explosiones. Todavía sin identificar, debido al estado en le que ha sido encontrado, las sospechas de los investigadores son que se trate del marido de la mujer fallecida ayer, ya que ha sido encontrado en el mismo domicilio.

Este matrimonio tenía dos hijos, uno de 13 años y otro de unos 8 años. Fue el mayor, trasladado a un centro sanitario, el que alertó de que sus padres estaban en el interior de la vivienda.

La explosión causó, además, 30 personas heridas y numerosas casas quedaron afectadas. En total 33 familias fueron desalojadas, de las que 27 pasaron la noche en casa de otros familiares y las restantes fueron realojadas en hoteles.

El responsable del servicio canino de rescate, Alejandro Barreiro, ha dicho, en declaraciones a los periodistas, que su unidad se retira una vez que ha aparecido esta segunda víctima que es la persona que ayer daban por desaparecida, ya que "según la Guardia Civil no hay más desaparecidos". Los trabajos de desescombro son difíciles, ha relatado este responsable de emergencias, porque al tratarse de muros de piedra que se han derrumbado los restos han hecho un efecto horno después del incendio con todo lo que ha quedado debajo de ellos.

Un portavoz del servicio de emergencias 112 ha explicado que los trabajos de desescombro continuarán de modo manual, por si debajo de ellos pudieran encontrarse aún más personas.

DECLARA EL DUEÑO DE LA PIROTECNIA ILEGAL

El dueño de la pirotecnia detenido en relación con la explosión de un lugar donde se almacenaba de forma irregular material pirotécnico en el municipio pontevedrés de Tui permanece en dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra.

Está previsto que a lo largo de este jueves se le tome declaración al detenido en dependencias del Instituto Armado. La Guardia Civil detuvo a este hombre por su vinculación con la explosión en la tarde del miércoles de material pirotécnico almacenado en una vivienda de la parroquia tudense de Paramos, y que ha provocado al menos un fallecido y una treintena de heridos, además de severos daños materiales.

Al detenido, dueño de una empresa de pirotecnia ubicada en Baldráns, a pocos kilómetros de la vivienda donde se ha registrado la explosión, se le atribuyen los supuestos delitos de homicidio, imprudencia y estragos.

En concreto, la detención de este hombre se deriva del hecho que tuviera almacenado de forma clandestina material pirotécnico en una vivienda de un familiar en Paramos. Una vez que se le tome declaración en la Comandancia de Pontevedra estará a la espera de pasar en próximas horas a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Tui, en funciones de guardia, que se ha hecho cargo de la investigación.

EL AYUNTAMIENTO DESCONOCÍA EL ALMACÉN ILEGAL

El Ayuntamiento de Tui (Pontevedra) asegura que la explosión registrada el miércoles por la tarde en un lugar donde se almacenaba de manera ilegal material pirotécnico se produjo en un "sitio no conocido" por el Consistorio.

Así lo ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, el alcalde de la localidad, Carlos Vázquez Padín, quien ha comentado que la "sede conocida" de la empresa pirotécnica La Gallega, propiedad del detenido por la explosión del almacén ilegal, ubicada en Baldráns, Tui, fue precintada en 2016 por un "expediente urbanístico", pero el almacén ilegal que explotó era "desconocido" para el Ayuntamiento.

Sobre la situación de La Gallega algunas fuentes dicen que esta pirotecnia "cumplía los requisitos que se requieren" para su actividad y, desde el punto de vista legal, "cumplía con la normativa en la última inspección" que le realizaron.

No obstante, las mismas fuentes consultadas han matizado que el almacén habilitado en un galpón que explotó "era ilegal" y el material pirotécnico estaba "almacenado de forma ilegal" en Paramos. Además, el detenido, al que no le constan detenciones previas, tiene algunas denuncias administrativas anteriores relacionadas con la empresa pirotécnica de la que es dueño.

DIFERENCIAS CON COMPAÑEROS

Sobre esta empresa, el presidente de la Asociación Gallega de Industriales Pirotécnicos, Argimiro Alborés, ha comentado a Europa Press que el dueño de esta pirotecnia "tenía algunas diferencias con compañeros por alguna fiesta" y abandonó esta unión "y se fue por su cuenta". "Nosotros no podemos obligar a nadie a estar en la asociación", ha comentado el presidente de la entidad, quien ha matizado que en Galicia son "16 empresas" y La Gallega "hace seis siete años" que dejó la Asociación Gallega de Industriales Pirotécnicos.

Según el registro de empresas en el que consta la empresa Pirotecnia La Gallega S.L., ésta tiene como propósito la comercialización de productos pirotécnicos y fue creada el 10 de abril de 1991. La empresa está registrada en el lugar de Baldráns, en el municipio de Tui y su patrimonio social se sitúa entre 3.100 y 60.000 euros.

UNA MUJER MUERTA Y 30 PERSONAS HERIDAS

En la explosión falleció una mujer y 30 personas resultaron heridas y otra ha sido detenida. La explosión se produjo hacia las 16:25 horas, cuando varios testigos alertaron a los servicios de emergencias de que habían escuchado un estruendo y veían una gran columna de humo en el lugar de Paramos, a unos diez minutos del centro de Tui, localidad del sur de Pontevedra fronteriza con Portugal, donde también se sintió la explosión.

La gran onda expansiva ha causado importantes destrozos en casas de la zona, con 12 viviendas prácticamente derruidas y varias decenas más afectadas en una u otra medida, así como vehículos particulares y otras propiedades en un radio de al menos un kilómetro.

De las 30 personas heridas, la gran mayoría de carácter leve, siete son menores y el resto adultos, y más de la mitad han sido ya dadas de alta.

RETOMAN LAS LABORES DE BÚSQUEDA

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, informó anoche de que hay una persona "que no está en la zona y que, en principio, debería estar", y que vivía en la casa donde se halló a la fallecida.

El balance de víctimas y heridos es provisional, ya que los equipos de rescate aún no han podido entrar en todas las casas afectadas. Los equipos de desactivación de explosivos trabajaron durante toda la tarde del miércoles para asegurar que no había más material que pudiese explotar y que los servicios de rescate pudiesen realizar su trabajo, que pospusieron a esta mañana.

"Lamentablemente esperamos que pueda haber alguna información mala desde el punto de vista de que pueda haber alguna víctima más", indicó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.