Hallan el cadáver de un bebé en una planta de reciclaje de basura en Granada

El cadáver de un recién nacido ha sido hallado dentro de una bolsa y con el cordón umbilical cortado por los trabajadores de la planta de reciclaje de basuras de Alhendín (Granada), según han informado fuentes de la Guardia Civil. El hallazgo se produjo poco antes de las 18.00 horas de ayer y los trabajadores alertaron a la Guardia Civil, que ha activado el protocolo judicial.

La bebé hallada muerta este martes en la planta de reciclaje de basuras de Alhendín (Granada) presenta, entre otras fracturas, un traumatismo craneal, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación.

La pequeña nació con todos sus órganos sanos, por lo que se baraja que este traumatismo craneal haya sido la causa de la muerte frente al resto de fracturas que presenta su cuerpo, según las conclusiones preliminares de la autopsia.

La pequeña fue localizada dentro de una bolsa de basura, desnuda y con el cordón umbilical cortado, por los trabajadores de la planta de reciclaje de Alhendín sobre las 18,00 horas del martes en la cinta corredera que transporta la basura que descargan los camiones, según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación.

La recién nacida no llevaba la pinza hospitalaria ni ningún otro objeto y estaba cubierta por gran cantidad de residuos, lo que dificultará la investigación para averiguar su procedencia e identificar a su madre. Para ello será necesario recurrir a análisis científicos del ADN y a las pistas que pueden surgir de la autopsia que se le ha practicado en el Instituto de Medicina Legal de Granada, además de cotejar datos con los hospitales, según ha avanzado este miércoles el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Santa Fe (Granada) ha incoado diligencias de investigación y está pendiente de recibir el atestado policial y el informe de la autopsia, según han detallado a Europa Press fuentes judiciales.

La Policía Judicial trabajará además para determinar de qué barrio de Granada o municipio de su área metropolitana procedía la bolsa de basura en la que depositaron el cadáver, al que se practicarán pruebas de ADN, para intentar localizar a la madre.

Según ha adelantado hoy el periódico Ideal de Granada, los operarios de la planta de Alhendín encontraron el cuerpo del bebé, de unos ocho o nueve meses de gestación, desnudo y con el cordón umbilical cortado, depositado dentro de una bolsa de basura.

Lo hallaron en la cinta corredera que transporta la basura que descargan los camiones y alertaron entonces a la Guardia Civil, que ha indicado que seguirán el protocolo diseñado para este tipo de sucesos, que incluye actuaciones en hospitales y otros centros sanitarios.

DIFÍCIL INVESTIGACIÓN

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha advertido de la dificultad en la investigación del hallazgo de una bebé en una planta de reciclaje de basuras de Alhendín (Granada) porque el cadáver fue encontrado en la "fase final" del tratamiento de residuos, donde estos están ya mezclados.

Sanz, que ha participado en un acto de la Policía Nacional en Granada, ha declarado a los periodistas que todavía no se ha podido determinar qué tiempo tenía la bebé, aunque ha indicado que habría sido arrojada a la basura muy pocas horas o días después del parto y que tenía cortado el cordón umbilical. Deberá ser por tanto, ha añadido, la autopsia que se le está practicado al cadáver la que pueda aportar más datos sobre las circunstancias del fallecimiento, que está siendo investigado por la Guardia Civil.

El delegado del Gobierno ha insistido en la dificultad que tiene la investigación del suceso debido a que el cuerpo de la bebé apareció en la tarde de ayer "en una fase final del reciclaje" y lamentablemente tenía "mucha basura alrededor".

El hecho de que el cadáver fuera encontrado en esa fase final del tratamiento de residuos también ha implicado que los posibles enseres, ropaje o documentación que se podrían hallar junto al cuerpo hayan sido divididos y que no pueda determinarse de qué camión concreto de recogida procede. "Es una noticia terrible por las circunstancias y por tratarse de una bebé", ha dicho Sanz, que ha añadido que habrá que acudir a otras pruebas de análisis científico y a la autopsia para intentar esclarecer el suceso y encontrar más pistas sobre su procedencia y origen.