La Guardia Civil detiene al hermano e hijo de los fallecidos en Murcia como principal sospechoso

Una mujer y su hijo, cuyas identidades no han trascendido, han sido encontrados muertos a primera hora de la mañana con claros signos de violencia en una vivienda de Las Torres de Cotillas (Murcia) por el hijo mayor y hermano de las víctimas, que ha sido detenido como principal sospechoso de los hechos, según ha informado la Guardia Civil.

El detenido, identificado como I.G.P. y de 27 años, fue quien dio la voz de alarma tras encontrar presuntamente los cadáveres de su hermano de 26 años y de su madre de 56 años, y ha prestado declaración durante toda la tarde en el cuartel de la Guardia Civil en Las Torres de Cotillas, en cuyos calabozos permanecerá detenido como principal sospechoso.

No obstante, la Guardia Civil continúa llevando a cabo pruebas de laboratorio y la investigación continúa abierta.

El juez ha ordenado el levantamiento de los cuerpos hallados sin vida de una mujer, de 56 años, y su hijo, de 25 años, ambos de nacionalidad española.

Los hechos ocurrieron pasadas las 6.50 horas, cuando el hermano e hijo de las víctimas que llevaba las manos manchadas de sangre, se desplazó hasta el cuartel de la Benemérita de la localidad, "muy alterado", alertando del hallazgo de los cuerpos.

El detenido se dirigió muy alterado a una panadería cercana para comunicar el doble crimen y después al cuartel de la Guardia Civil, donde los investigadores le tomaron declaración.

Según un portavoz de este cuerpo, no se descarta ninguna hipótesis en este doble homicidio, cometido con un objeto contundente, a la vista del tipo de lesiones de las víctimas, que todavía no ha sido encontrado por los investigadores.

Según el testimonio recogido por EFE de quienes le atendieron en la panadería, el hombre estaba muy nervioso, apenas se le entendía al hablar y llevaba las manos manchadas de sangre.

El padre de familia no se encontraba en la vivienda, ya que había pasado la noche cuidando a un pariente, según han explicado los vecinos.

La Guardia Civil ha informado, por su parte, de que el joven se desplazó al cuartel de la población para comunicar el hallazgo de los cuerpos sin vida de su madre y su hermano menor.

Los hechos han tenido lugar en el número 52 de la calle Asturias de Las Torres de Cotillas, una vivienda unifamiliar adosada que poco antes del mediodía seguía acordonada.