La Fundación ANAR alerta de que los móviles “no son juguetes” apropiados para niños

Varios niños juegan con sus teléfonos móviles
Varios niños juegan con sus teléfonos móviles

La Fundación ANAR alerta ante la llegada de los Reyes Magos cargados de regalos de que los teléfonos móviles y las tabletas “no son juguetes” y por lo tanto, exigen de “responsabilidad” por parte de madres y padres.

“Aunque la tecnología tiene ventajas indudables para la comunicación, la formación y el ocio de los niños, niñas y adolescentes”, la fundación asegura que “puede ser también fuente de problemas, algunos de ellos muy graves”. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), casi el 70% de los menores entre 10 y 15 años tiene un móvil.

Un ‘smartphone’ a los ocho años

Según la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la media de edad a la que los menores españoles reciben su primer ‘smartphone’ son los ocho años. En este sentido, ANAR apela a la “responsabilidad” de los adultos. “Es necesario que seamos ejemplo para ellos. Si les estamos diciendo que no es bueno pasar muchas horas conectados, no lo hagáis vosotros”, remarcó.

Además, la organización pide buscar “alternativas” estas Navidades, “aunque probablemente los regalos relacionados con la tecnología sean los que más interés les despierten”. Aun así, “debemos ofrecerles otras oportunidades de ocio y de información” para que puedan “relacionarse con sus iguales en persona”.

Jugar con ellos

“No les dejes sólo con su regalo, sea un móvil o un videojuego. Navega, chatea y juega con tus hijos. Hacerlo es importante para saber cuáles son sus gustos y evitar que utilicen juegos o información inadecuada para su edad y etapa de crecimiento”, recoge ANAR en un decálogo publicado para padres.

Asimismo, la fundación insistió en la necesidad de “transmitirles información sobre protección y riesgos para ayudarles a que ellos utilicen su pensamiento crítico”. “Es útil explicar el peligro de entrar en contacto con gente que no han conocido en persona, la importancia de evitar entrar a cualquier tipo de manipulación a través de Internet o aprender a desconfiar de muchos de los contenidos publicados”, señaló.

Ayuda de la Policía y Guardia Civil

Por último, ANAR recordó que si “la situación se les ha escapado de las manos”, los progenitores deben saber que “existen unidades especializadas de la Policía y la Guardia Civil que tomarán medidas cuando se trate de delitos” como el ‘sexting’ u otros riesgos relacionados con las nuevas tecnologías.

Además se puede recurrir al ’Canal prioritario’ puesto en marcha por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) para comunicar la difusión de contenido sensible y solicitar su retirada.