Fumar un paquete de tabaco supone inhalar 200.000 bacterias

Fumar un paquete de tabaco provoca la inhalación de 200.000 bacterias, según alerta un estudio liderado por la Universitat de Barcelona (UB), que vincula las bacterias del tabaco con un tipo de cáncer de pulmón, el adenocarcinoma acinoso, que suele localizarse en las zonas más periféricas del órgano.

El trabajo, que publica la revista 'Frontiers in Microbiology', ha descubierto que los fumadores inhalan gran cantidad de bacterias del género 'Bacillus' que, posteriormente, aparecen en las muestras de tumor de pulmón.

En el marco del estudio, liderado por el catedrático Miquel Viñas y el profesor Joan Moya, en colaboración de investigadores de la Universidad Jacobs de Bremen (Alemania), los investigadores construyeron un dispositivo para recoger las partículas inhaladas fumando.

Se conectó un cigarrillo y una bomba de vacío a una solución tampón para que estas partículas y otras sustancias quedaran atrapadas en este dispostiivo, y los resultados arrojaron evidencias como que "los filtros de los cigarrillos no obstaculizan de forma signfiicativa el paso de estos microorganismos".

Tras hacerse patente evidencias de la relación entre el cáncer de estómago y el bacterio 'Helicobacter pylori' y entre el infarto de miocardio y la 'Chlamydia', los investigadores analizaron muestras de pacientes con cáncer de pulmón y demostraron que las mismas bacterias del tabaco se encontraban en los tejidos de un tipo de tumor.

"Estas toxinas tienen la propiedad de formar canales en la membrana de las células humanas, que hacen de vías de entrada de moléculas del humo a través de la membrana", ha destacado Viñas.

El paso siguiente será para esclarecer de qué forma las bacterias provocan la activación de los sistemas inflamatorios, que son clave en el desarrollo del cáncer.