Francisco se reúne con Benedicto XVI y le pide que rece por su viaje a Río

Benedicto XVI rompe su silencio para hablar sobre su papado y sobre Francisco
Francisco y Benedicto XVI |Francisco y Benedicto XVI

El papa Francisco visitó hoy al papa emérito Benedicto XVI en su residencia del Vaticano para pedirle que le acompañe con sus plegarias durante su viaje a Río de Janeiro, del 22 al 29 de julio, con motivo de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

La visita, informó el Vaticano, duró media hora y comenzó con un momento de plegaria en la capilla del monasterio Mater Ecclesiae, que se alza en los jardines vaticanos, donde vive Benedicto XVI, quien convocó la JMJ al término de la que se celebró en Madrid, en agosto de 2011.

Después, "en un ambiente de cordialidad", Francisco y Benedicto XVI procedieron al coloquio.

El papa Bergoglio regaló al papa Ratzinger el libro del programa del viaje, "de manera que pueda participar espiritualmente y, si lo desea, seguir las transmisiones de los diferentes eventos", precisó el Vaticano.

Francisco también le regaló la medalla conmemorativa del viaje, que en una cara tiene la imagen del papa argentino y en la otra al Cristo Redentor, de Río de Janeiro.

Benedicto XVI aseguró a Francisco que rezará por él, a la vez que recordó las JMJ de Colonia (Alemania), Sidney (Australia) y Madrid que él presidió.

PORTADA DE TIME

El papa Francisco protagoniza la próxima portada de la revista Time bajo el titular "The people's pope" ("El papa del pueblo"), en un número en que alaba los primeros meses de su papado y se pregunta si será capaz de recuperar la suerte de la iglesia católica en Latinoamérica.

Apenas cuatro meses después del inicio de su papado, el pasado 13 de marzo, Time no duda en calificar a Francisco como "el papa de los pobres" en sus páginas interiores, un líder espiritual para los católicos que ya ha marcado diferencias al "renunciar a vivir en su palacio" y al elegir Brasil para su primer viaje oficial.

"Los murmullos de asombro se producen en todas partes, no solo en Brasil, antes de que su primer viaje oficial desde que fue elegido sea el regreso a su continente natal. Un papa para los olvidados, un papa para los abandonados de Dios", escriben los periodistas de Time en esta edición dedicada a Francisco.

La fotografía de portada muestra al papa de perfil, con expresión afable, oscuro y con una ligera luz blanca que le ilumina parte del rostro.

"Francisco está redefiniendo el papado con humanidad y honestidad. ¿Podrá restaurar la suerte de la iglesia en Latinoamérica?", se pregunta la prestigiosa revista estadounidense.

El papa ocupa la portada del número de Time para el próximo 29 de julio en tres de sus cuatro ediciones internacionales (la versión para Europa, Oriente Medio y África, la destinada a Asia y la destinada al Pacífico Sur), puesto que la edición de Estados Unidos reserva para su portada la polémica desatada en torno a la absolución de George Zimmerman tras el juicio por la muerte del joven negro de Florida Trayvon Martin.