Falta de edad y poca experiencia determinan la siniestralidad de los jóvenes al volante

Por primera vez se tiene una muestra tan amplia y con datos tan detallados de la siniestralidad vial en el colectivo de los jóvenes. La compañía Mapfre lanzó este proyecto hace 5 años, y desde entonces ha ido instalando hasta 60.000 dispositivos de control en otros tantos coches de jóvenes que voluntariamente se han prestado a esta iniciativa.

La compañía ofrecía a los buenos conductores una rebaja en su seguro. Y es que de hecho este dispositivo permite seguir en tiempo real todo tipo de incidencias en el coche, desde su aceleración, hasta posición, velocidad, etc. Todo ello permite comprobar el tipo de vías, a qué hora, a qué velocidad y cómo circula el usuario.

Los resultados no dejan lugar a dudas: en la siniestralidad de los jóvenes es decisiva tanto su falta de experiencia al volante como su corta edad. O sea, que los más jóvenes y los más inexpertos son los que sufren más accidentes. El análisis de los datos obtenidos ha permitido trazar el perfil del joven con más riesgo al volante: con 22 años o menos, con menos de 2 años de experiencia al volante, varón, conductor ocasional en trayectos cortos y que utiliza el coche sobre todo los fines de semana para divertirse.