El FBI cierra la popular página de descargas de internet MegaUpload por piratería

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) anunció el cierre de la popular página de descargas MegaUpload por un supuesto delito de piratería informática y la detención de cuatro de sus ejecutivos, entre ellos su fundadora, en Nueva Zelanda. Las autoridades acusan a MegaUpload de formar parte de "una organización criminal responsable de un enorme red de piratería informática mundial" que ha causado más de 500 millones de dólares en daños a los derechos de autor.

El FBI ha señalado que la operación desvelada hoy no tiene conexión con el proyecto de ley antipiratería SOPA, promovido por el Congreso de EEUU, y que provocó el "apagón" ayer de varias páginas en señal de protesta por supuesta intención "censora".La operación comenzó dos años atrás y un gran jurado de Virginia aprobó la actuación policial dos semanas atrás, aunque no ha sido desvelada hasta hoy.

En su comunicado, el FBI señala que esta operación "se encuentra entre los mayores casos criminales contra los derechos de autor llevadas a cabo por EEUU y ataca directamente el mal uso de un depósito de contenido público y distribución para cometer y facilitar el crimen contra la propiedad intelectual".Por el momento, han sido detenidas cuatro personas en Auckland, Nueva Zelanda, y se han realizado redadas en EEUU y otros nueve países, entre ellos Holanda y Canadá, en las que se han incautado más de 50 millones en activos informáticos.

Entre los detenidos, figura Kim Smith, también conocido como Kim Dotcom, fundador de Megaupload, portal que cuenta con 150 millones de usuarios registrados. Además, fueron detenidos por las autoridades neocelandesas los ciudadanos alemanes Finn Batato, de 38 años, y Mathias Ortmann, de 40 años, y el holandés Bram van der Kolk, de 29 años. "Durante más de cinco años", según la acusación, "la organización ha operado páginas web que reproducían ilegalmente y distribuían, infringiendo las leyes de la propiedad intelectual, obras que incluían películas antes de su estreno comercial, música, programas de televisión, libros electrónicos y software de entretenimiento a una escala masiva".

A través de MegaUpload y otras páginas asociadas, los acusados lograron unos beneficios como resultado de sus actividades de piratería informática de 175 millones de dólares, según el pliego de cargos.

CON SEDE EN HONG KONG

MegaUpload, con sede en Hong Kong, se publicitaba como el principal lugar de almacenaje en el que los usuarios podían subir todo tipo de archivos a la página y ofrecía enlaces para que otros usuarios pudiesen copiar legalmente estos archivos. No obstante, las autoridades afirman que los coordinadores de la página pagaban a usuarios que sabían que utilizaban el portal para colgar material ilegal y promovían estos enlaces entre sus suscriptores.

Además, inhabilitaron la función de búsqueda pública del portal para ocultar las listas de los principales contenidos de descarga que infringían las leyes de propiedad intelectual. La popularidad de MegaUpload era tal que había recibido el respaldo y el aplauso de estrellas de la industria musical, como Alicia Keys o el rapero Kanye West, precisamente la industria que más ha presionado para mayores acciones legales en defensa de los derechos de propiedad intelectual.

En respuesta al cierre de MegaUpload, el grupo de piratas informáticos Anonymous bloqueó temporalmente las página web del Departamento de Justicia, la de la productora Universal Music y la de la Asociación del Cine de EEUU, entre otras. La cuenta de twitter de Anonymous subraya que la caída de esos portales es obra suya y bautizan el pirateo de las páginas como "Operación Represalia".Se trata, aseguran, del "mayor ataque jamás perpetrado de Anonymous", en el que participan al menos 5.635 personas.

ANONYMOUS BLOQUEA LA WEB DEL DEPARTAMENTO DE JUSTICIA DE EEUU

El grupo internacional de 'hackers' Anonymous anunció poco después el bloqueo de al menos seis importantes 'webs', entre ellas las del Departamento de Justicia estadounidense y la de la empresa Universal Music Group, en respuesta al cierra del servicio 'on line' de alojamiento de archivos Megaupload por parte del FBI. Tanto 'universalmusic.com' como 'justice.gov' se cayeron de la red en la tarde del jueves y permanecen sin prestar servicio a las 3.00 horas en la España peninsular.

Las otras páginas 'web' afectadas son la de la Asociación de la Industria de Grabación de América (RIAA), Motion Picture Association of America (MPAA), la Oficina de Copyright de Estados Unidos y la Asociación de Jefes de Policía de Utah. A las 3.00 horas en la España peninsular, únicamente la página de la MPAA estaba funcional. Las 'webs' de la RIAA y de la Oficina de Copyright no prestan servicio, mientras que la página de la Asociación de Jefes de Policía de Utah ha visto modificado su logo por el de Megaupload.

Asimismo, Anonymous ha amenazado al FBI con ser la siguiente organización en ser 'hackeada'. "Hay órdenes de que 'fbi.gov' sea la siguiente (...) informaremos cuando esté", ha publicado una cuenta de Twitter afiliada al grupo, según ha informado el canal de televisión estadounidense FOX News. "El Gobierno cierra Megaupload, y 15 minutos después Anonymous cierra páginas del Gobierno y de empresas musicales", ha recordado el grupo de 'hacktivistas'. "Megaupload ha sido cerrado sin que exista la ley SOPA. Ahora imaginad lo que ocurrirá si es aprobada. Internet como lo conocemos llegará a su fin. `Combatid!", ha dicho el grupo, en referencia al controvertido proyecto de ley Stop Online Piracy Act (SOPA), que está siendo debatido en el Congreso.

LA ASOCIACIÓN DE INTERNAUTAS CRITICA EL "GUANTÁNAMO DIGITAL"

El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, ha señalado este viernes que el FBI ha puesto en marcha una especie de "Guantánamo digital" en referencia al cierre del portal de intercambio de archivos Megaupload. Según Domingo, con esta decisión, centenares de usuarios de esta web desconocen qué va a ocurrir con sus archivos y documentos privados que ahora están en manos del FBI y cuya privacidad ha quedado "completamente rota". "El problema está en que esos archivos que se pueden multiplicar por un montón de vídeos ahora mismo están en manos del FBI y no tienen seguridad de que se puedan recuperar. Decimos que, como efecto inmediato, lo reclamen y denuncien ante los servicios telemáticos tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil para recuperar sus contenidos", ha indicado.

Domingo recuerda que siempre "tanto en España como en Europa e incluso en Estados Unidos" es partidario de que se protejan los derechos de autor, el interés general y la libertad de expresión que "son legítimos" y en ningún caso se tienen que ver mermados por la protección de datos.

Por ese motivo ha denunciado que lo que han hecho las autoridades estadounidenses en el operativo es una especie de "Guantánamo digital" en tanto se ha tratado a los responsable de la web "como si fueran unos terroristas o una especie de talibán" y eso, en su opinión "no vale".