Expulsan a una mujer con síndrome de Down de una charla porque podía "molestar"

Una mujer de 49 años, con síndrome de Down, ha sido expulsada de un acto público ante la posibilidad de que pudiera "interrumpir la charla y molestar al resto de asistentes", según ha denunciado este viernes la organización Down España.

Según ha explicado la entidad, Juliana Josefa Leal acudió esta semana junto a sus dos hermanas, Ascensión e Irene, a un hotel en Motilla del Palancar (Cuenca) para asistir a una charla de la empresa valenciana Medisalud, que ha negado que se expulsara a una persona "por el hecho de tener Síndrome de Down".

"Cuando entramos al recinto, quedaban ya muy pocas sillas libres así que pedimos a un chico de la organización que nos diera una silla. Al ver a mi hermana se negó a dárnosla y nos dijo: ella no puede estar aquí, puede interrumpir la charla y molestar al resto de clientes", ha relatado Ascensión Leal, una de las hermanas de Juliana, en una llamada telefónica a Down España.

Ascensión Leal ha asegurado que su hermana "tuvo en todo momento un comportamiento completamente correcto" y ha añadido que era "imposible que molestase a nadie". Tras el incidente, las tres hermanas decidieron marcharse y, junto a ellas, otros asistentes abandonaron el lugar al considerar que había existido trato discriminatorio hacia una persona con síndrome de Down. Asimismo, la hermana de Juliana Josefa ha explicado que ningún responsable de la empresa que organizaba la charla se ha puesto en contacto con ellos ni para pedir disculpas ni para darles ningún tipo de respuesta.

Tras tener conocimiento de lo sucedido, Down España se ha puesto en contacto con la empresa para conocer su versión y reclamar una respuesta pública. La compañía ha asegurado que está llevando a cabo una investigación interna para conocer lo sucedido.

SUCESO "LAMENTABLE"

El gerente de Down España, Agustín Matía, ha calificado el suceso de "lamentable". "Es increíble que, a día de hoy, nos encontremos con casos como este, en los que se discrimine a personas con síndrome de Down", ha declarado Matía, al tiempo que ha subrayado que "por desgracia no se trata de un hecho aislado" y ha recordado el caso de un grupo de jóvenes a los que se negó la entrada en un local nocturno de Lleida.

Por su parte, el Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) de Castilla-La Mancha ha dado cuenta a la Fiscalía de lo sucedido y "lamenta y condena" los hechos denunciados por Ascensión Leal, quien sostiene que su hermana fue expulsada porque "podría asustar a la gente".

El CERMI Castilla-La Mancha ha rechazado "de plano estos hechos, gravemente discriminatorios, que constituyen una violación de los más elementales derechos que asisten a toda persona". Así, ha exigido a la Justicia y a la Administración regional que actúen al respecto para comprobar la veracidad de los hechos y, si se confirman, sancionar a esta empresa.

Según ha explicado Medisalud, al evento acudió Ascensión Leal --la denunciante-- junto con su hermana Irene Leal, acompañadas por Juliana Josefa Leal, la mujer con síndrome de Down. "Desde un principio, tanto María Ascensión como Irene estuvieron impidiendo el normal comienzo de la charla y desobedeciendo las instrucciones previstas para la misma", ha dicho Medisalud.

"MOLESTARON DE FORMA OSTENSIBLE"

"Estas dos señoras molestaron de forma ostensible desde el principio del acto porque querían recibir dos obsequios, y no solo uno por pareja como el resto de asistentes", ha añadido, para después subrayar que "ante el hecho de que la alteración del orden por parte de ambas personas continuaba e impedía el normal desarrollo de la sesión, estas dos señoras fueron invitadas a que abandonaran la charla".

"En ningún momento el comportamiento o presencia de Juliana Josefa Leal, la mujer con Síndrome de Down, causó ninguna molestia o problema. Fue el reprochable comportamiento de sus hermanas el que causó la petición de que abandonasen la reunión para poder proseguir el curso de la misma, cosa que hicieron finalmente acompañadas por Juliana Josefa Leal que, reiteramos, no tuvo papel alguno en los hechos que causaron la expulsión de sus hermanas. Su presencia fue circunstancial y ajena al desarrollo de los acontecimientos", argumenta.

El Grupo ha asegurado que ha tratado de ponerse en contacto con las hermanas Leal para aclarar este incidente, pero no ha encontrado receptividad por su parte ni intención de cambiar su versión "tergiversada" de los hechos. "La versión de lo sucedido que están difundiendo María Ascensión Leal Luján e Irene Leal Luján está contribuyendo a dañar el honor y la imagen de Medisalud, perjudicando su buen nombre comercial y/o prestigio de la misma, con posible trascendencia en el mercado", por lo que se reserva el derecho de tomar medidas legales oportunas ante estos hechos.