Estabilizados los frentes del incendio de Mallorca excepto el de Galatzó

El incendio que afecta a la Sierra de la Tramuntana de Mallorca desde el pasado viernes ha quedado estabilizado hoy en un 80 %, aunque sigue inestable una parte de la finca pública de Galatzó, mientras los vecinos de Estellencs desalojados ayer comienzan a volver a sus casas.

El jefe de extinción de incendios del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat), Miquel Sintes, ha informado de que la intención es que antes de que termine el día se dé todo el incendio por estabilizado.

Sintes ha aclarado, tras la última reunión de coordinación del operativo para combatir el incendio, que la estabilización no significa que el fuego está controlado, algo que se prevé que se produzca entre mañana y el miércoles, mientras que para la extinción total quedan "unos días más", ha precisado.

La zona que más trabajo ha dado a todo el personal de extinción es la del monte Galatzó en dirección a Estellencs, hasta donde unos 60 miembros de los equipos de extinción han accedido en helicópteros, ya que no se puede llegar por tierra, y llevan a cabo trabajos manuales.

Un total de 400 profesionales y 29 medios aéreos -de los cuales doce han sido enviados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente- han combatido durante esta jornada el fuego y se estudia la posibilidad de que el helicóptero de Ibiza regrese a su base, al igual que algún otro.

Según informa el Ministerio, la mitad de sus grandes aviones y un tercio de las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) han sido enviados a Mallorca, con lo que "se trata del mayor dispositivo de esta campaña enviado por Agricultura".

EVACUADOS

Los 250 residentes de la localidad mallorquina de Estellencs han comenzado a las 18.00 horas a regresar a sus viviendas, después de que fueran desalojados en la madrugada del pasado sábado ante la cercanía del incendio iniciado por la quema de rastrojos y que aún no está estabilizado.

En un comunicado, la Consejería de Administraciones Públicas ha subrayado que la seguridad de los evacuados que volverán a sus viviendas está "totalmente garantizada" y el realojamiento se está realizando de manera escalonada.

Asimismo, ha pedido que las personas que quieran volver este lunes a sus hogares que atiendan las instrucciones de los organismos para no colapsar la carretera, mientras que, por otro lado, ha resaltado que a lo largo del día no se ha producido ninguna evacuación.

Las 450 restantes eran turistas o visitantes que se encontraban en la zona el día del incendio, ha recordado Andreu, que ha insistido en la importancia de la coordinación del regreso de los vecinos a sus viviendas.

Emergencias ha recordado que durante los próximos días podrán presentarse pequeños rebrotes del fuego en algunas zonas del incendio, como suele ser habitual y como ya ha pasado en s'Arracó.

El protocolo de evacuación de animales de la reserva natural de Galatzó, que había sido preparado por precaución y que nunca llegó a activarse, también ha sido desmontado, por lo que el personal de Natura Parc ha retirado el despliegue que había preparado.

La llegada del frente al Galatzó, una montaña de difícil acceso terrestre, complicó el incendio, cuyos otros flancos habían conseguido ser controlados entre ayer y esta mañana.

Las aeronaves han cargado agua de mar principalmente en las zonas costeras de Peguera, Santa Ponça y Portals, en el municipio de Calvià, y en la Playa de Palma, como lo vienen haciendo desde el pasado viernes.

Desde diversos puntos de toda el área occidental de la isla se han podido observar en los últimos días los hidroaviones que recogían agua y se dirigían una y otra vez a descargar sobre los focos del incendio.

Por la magnitud del incendio, que organizaciones ecologistas como Amics de la Terra han calificado de "catástrofe ecológica", la consellera de Administraciones Públicas, Núria Riera, ha registrado hoy una solicitud para comparecer en el Parlament balear y explicar la actuación de los diferentes organismos involucrados en el operativo montado para combatir el fuego que se inició en Andratx.

Por su parte, los grupos políticos de la oposición han mostrado su apoyo a los efectivos y voluntarios que trabajan en la extinción del incendio.

El fuego, que comenzó el viernes y ya ha quemado más de 1.800 hectáreas de masa forestal, se considera el mayor registrado en Mallorca desde 1999.

La zona afectada, poblada principalmente de pinos, encinas y monte bajo, es el extremo occidental de la Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por sus valores medioambientales y etnográficos.