España es el quinto país importador de salmón noruego

Un equipo de Telemadrid se ha desplazado a los criaderos de salmón en plenos fiordos. Desde las granjas de alevines en tierra hasta surcar las aguas del Mar del Norte para ver la última parte del proceso antes de pasar a las factorías de despiece.

En el interior de la granja de alevines se desova, se cría y cuando tienen cierta medida, se vacunan. Uno a uno. Y canalizados pasan a los recipientes con capacidad para 185 mil salmones en donde se les alimenta cada día con pienso de origen vegetal y restos de pescado.

Los noruegos han creado lo que se llama Revolución Azul, con el fin de apostar por una pesca sostenible. Incluso las empresas se ponen de acuerdo para dejar el fiordo en barbecho durante dos meses y así no dañar los fondos marinos. Y es en el mar en donde se instalan las "granjas de salmón", los criaderos, en donde los peces crecen durante 14-18 meses.

Desde la torre de control se vigila el crecimiento de 4 criaderos, su alimentación y mantenimiento. El proceso continúa en la factoría.

A un ritmo de dos salmones por segundo, en la fábrica se trocea, filetea y se empaqueta. En solo 4 horas ya se puede distribuir. De Noruega a Mercamadrid en 3 días. Ahumado o crudo, España es el quinto país importador de salmón escandinavo. 7 de cada diez salmones que se consumen en España proceden del Mar del Norte.

800 granjas en todo el país han provocado que el salmón de piscifactoría haya creado un mar de posibilidades para la economía noruega.