Escasas incidencias en las carreteras en el inicio de la operación Fin de Año

trafico_madrid_lluvia3
Tráfico en Madrid |Archivo

La operación especial puesta en marcha por Tráfico con motivo del Fin de Año, que prevé cinco millones de desplazamientos hasta la medianoche del 1 de enero, ha arrancado con normalidad y escasas incidencias en las carreteras, salvo por los dos accidentes mortales en los que han fallecido dos personas.

Desde las tres de la tarde hasta las ocho se han producido dos accidentes mortales, uno de ellos en la localidad tarraconense de Tortosa con un fallecido, y el segundo en la localidad pacense de Villar del Rey, donde una mujer de 63 años ha muerto y otras tres personas han resultado heridas, dos de ellas de gravedad, según ha informado a Efe la Dirección General de Tráfico (DGT).

Con estos dos accidentes se eleva a veinticuatro el número de siniestros mortales que han causado veintiséis muertos y diez heridos graves desde el comienzo de la operación especial de Tráfico por Navidad el pasado día 20 y que finalizará el próximo día 6 de enero.

Salvo estos dos incidentes, el resto del día ha transcurrido con normalidad y una ausencia casi total de retenciones en las salidas de las principales ciudades españolas.

TRANQUILIDAD EN LAS SALIDAS DE MADRID

En Madrid, la tranquilidad reinaba a última hora de la tarde en la práctica totalidad de las salidas de la capital, con un par de excepciones en la A-6 debido a retenciones de cuatro kilómetros a la altura de Pozuelo de Alarcón, así como en la A-5 con dos kilómetros en las inmediaciones de Móstoles.

Los problemas circulatorios en Barcelona afectaban a esa hora de la tarde únicamente a la carretera de circunvalación B-10 con un par de kilómetros de atascos, y a la C-31 a la altura de Hospitalet de Llobregat.

La normalidad era también la nota predominante en las salidas de las carreteras de Valencia, Málaga, Sevilla, Murcia, Zaragoza y Bilbao, así como en el resto de los principales núcleos urbanos del país, en línea con la situación acontecida el resto de la jornada, sin apenas incidencias destacables en la circulación.

Coincidiendo con este dispositivo especial, la Dirección General de Tráfico (DGT) intensificará los controles de alcoholemia y de velocidad durante el periodo navideño.

Este periodo del año, con celebraciones familiares y vacaciones escolares y universitarias, genera una serie de movimientos de corto y largo recorrido especialmente los fines de semana y días festivos cuyos principales destinos son lugares de segunda residencia, áreas de centros comerciales y zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno y de atracción turística invernal.

MAYOR INTENSIDAD DE TRÁFICO

La segunda fase de la operación de tráfico de Navidad, que ha arrancado este viernes y se prolongará hasta la medianoche del 1 de enero, es de las que más intensidad de tráfico registra, junto a la de Nochebuena y Navidad.

La tercera y última fase, la de Reyes, comprendida entre el 3 y el 6 de enero, es la que menor movimiento genera, ya que se prevén 3,3 millones de desplazamientos.

La DGT recuerda que es importante planificar la ruta y elegir las vías más seguras para circular en una época en la que las condiciones meteorológicas adversas pueden dificultar la circulación.