Enfermos de salud mental piden acabar con la sujeción mecánica indiscriminada

Enfermos de salud mental piden acabar con la sujeción mecánica indiscriminada
Enfermos de salud mental piden acabar con la sujeción mecánica indiscriminada |Telemadrid

Varios cientos de personas de asociaciones de afectados con enfermedades mentales se han concentrado hoy en el centro de Madrid para exigir protocolos que permitan acabar con las contenciones mecánicas indiscriminadas.

Esa es una de las reivindicaciones de las cuatro entidades que han convocado esta concentración por una salud mental "digna y plena" (Tú decides, El Timón, La Barandilla y el hospital de Día Lajman), que se produce dos jornadas antes de que se celebre del Día Mundial de la Salud Mental.

Durante la concentración en la Plaza de España, los asistentes, entre ellos Jose Manuel Dolader, coordinador del colectivo "Salud Mental al Congreso", han pedido a los diputados de la Cámara Baja que "se tomen en serio" los problemas que afectan a la salud mental de los ciudadanos.

En España hay más de un millón de personas con problemas de salud mental grave, de los que 400.000 sufren esquizofrenia y trastornos bipolares.

Familiares y afectados han valorado que el Senado aprobara el pasado 22 de marzo una declaración institucional para dar visibilidad a este colectivo y mejorar la imagen de estas personas, pero ahora consideran que debe ser el Congreso el que aborde este asunto.

En concreto, piden a la Cámara Baja protocolos para acabar con las contenciones mecánicas "indiscriminadas" y que sólo se utilicen cuando peligre la vida del enfermo.

"¿Te imaginas que estás sufriendo un brote psicótico y para tranquilizarte te atan?. En España no existen protocolos, depende de cada hospital o centro una decisión que vulnera nuestros derechos humanos", subrayan los afectados y sus familiares.

Además, piden centros apropiados para las personas que cometen un delito por causa de su enfermedad mental porque "un enfermo mental no se cura en una cárcel", según Dolader.

También, consideran necesario establecer protocolos de actuación a nivel nacional para rebajar las cifras de suicidios en España, y declarar un año dedicado a la salud mental en nuestro país para ayudar a terminar con el estigma que sufre este colectivo, lo "que no contribuye su recuperación social ni laboral".

Antonio Miguel Carmona, concejal del Ayuntamiento de Madrid por el PSOE; el senador de Ciudadanos Tomás Marcos y el diputado en la Comunidad de Madrid Alberto Reyero también de Ciudadanos han acudido a la concentración para respaldar al colectivo.