EEUU insta a la población a comunicarse por SMS y correo electrónico tras el seismo

Hablando_movil_telefono
Hablando_movil_telefono |archivo

La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) instó hoy a los estadounidenses a comunicarse mediante mensajes de texto y correos electrónicos para no congestionar las redes de telefonía móvil, tras el terremoto de 5,9 en la escala Richter en la costa Este de Estados Unidos. "Pedimos a la gente que, de ser posible, utilice el correo electrónico o los mensajes de texto para comunicarse en las próximas horas, excepto en casos de emergencia, para que los equipos de asistencia puedan continuar recibiendo o respondiendo a llamadas urgentes", dijo en un comunicado la portavoz de FEMA, Rachel Racusen. "Sugerimos a todos los que viven en áreas afectadas que escuchen las instrucciones de las autoridades locales. Les daremos más información cuando esté disponible", agregó la portavoz. Racusen dijo que el FEMA y otras agencias federales están "vigilando de cerca la situación y se mantienen en estrecho contacto y coordinación con nuestros socios" en el área capitalina y demás estados.

"Aunque no hay informes preliminares de grandes daños o solicitud de asistencia en estos momentos, estamos realizando evaluaciones preliminares en todos los estados afectados y continuaremos trabajando de cerca con las autoridades para la gestión de emergencias", puntualizó. Las autoridades evacuaron los edificios públicos, museos y demás atracciones turísticas de la zona céntrica de Washington tras el terremoto de 5,9, que ha causado daños en algunos edificios, y el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS) ha advertido de posibles réplicas.

El epicentro tuvo una profundidad de un kilómetro y se situó a 15 kilómetros al sur de la ciudad de Mineral, en Virginia, y a 64 kilómetros al noroeste de la capital de este estado, Richmond. El terremoto también se sintió en buena parte de la costa Este del país, incluyendo la isla de Martha's Vineyard, en Massachusetts, donde se encuentra de vacaciones el presidente estadounidense, Barack Obama.