Droga hasta en las prótesis mamarias

Latas de cerveza, prótesis mamarias, plátanos, depósitos de combustible, planchas de tarima e, incluso, animales. Diluida en líquido, moldeada en forma de tomates o dentro de cigarrillos.

Por tierra, mar y aire, la droga viaja escondida en el cuerpo, en el coche, en el camión, en el autobús, en el carrito del bebé, en el patinete, en la pala excavadora, en el buque mercante, en la lancha, en la moto acuática...

LA IMAGINACIÓN NO TIENE LÍMITES

La capacidad de sorpresa es inagotable y cuando la Guardia Civil creía que lo había visto todo en los escondites de la droga, una curiosa noticia saltaba a los medios: una mujer había sido interceptada en el aeropuerto barcelonés de El Prat con droga en las prótesis mamarias que llevaba incorporadas. Quizá sea éste uno de los métodos que más ha sorprendido al Instituto Armado.

BOLAS DE COCAINA EN ANIMALES VIVOS

Incluso se ha llegado a utilizar perros vivos, a los que abren una pequeña raja en el cuerpo y le introdujeron las bolas de cocaína.

Al mismo ritmo que "trabajan" las organizaciones delictivas para buscar recovecos que dificulten el hallazgo de la droga, lo hace la Guardia Civil en su misión de descubrir la mercancía.

España es un país de paso de la droga, por lo que es mucha e importante la experiencia de nuestros agentes en la detección e incautación de estupefacientes, hasta el punto de que la Guardia Civil elabora continuos informes que "exporta" a otros países a través de Europol para poner a disposición de otras policías sus conocimientos.

Y es que a veces la experiencia del agente y la intuición contribuye más a la localización que los propios medios técnicos, subraya el comandante. "Hay que saber dónde mirar y dónde tocar", enfatiza.

Los métodos de ocultación han ido evolucionando a lo largo del tiempo y son los narcos colombianos los que han hecho uso de los medios más sofisticados. Ellos fueron los pioneros del transporte submarino. Pero también las organizaciones marroquíes están perfeccionando los suyos.

DROGA EN LATAS DE CERVEZA Y TABLETAS DE CHOCOLATE

De hecho, una de las "novedades" en el mundo de la droga es precisamente la forma de camuflar el hachís. Hasta ahora, se empaquetaba en pastillas de 250 gramos, pero en la actualidad las organizaciones están moldeando el "chocolate" para darle la forma del producto legal con el que se introduce: tomates, por ejemplo.

Más trabajo está dando a los agentes la incautación de cocaína diluida en líquidos. Desde Ecuador y pasando por Holanda llegaron a España 77.000 latas de cerveza de malta. Las investigaciones previas concluyeron que en ese cargamento se escondía droga.

Hubo que abrir lata por lata, arrojar a una cisterna el líquido de las que supuestamente contenían cocaína -se notaba al tacto porque habían perdido gas- y destruir el resto. Resultado: unos 3.000 envases tenían droga. "¿Se imagina lo que hubiera pasado si llegan al mercado?", se pregunta el mando de la UCO.

Un importante alijo se descubrió en botes de palmito mezclados con otros "legales". No está siendo el único alimento elegido por los narcos para "pasar" droga. Se han descubierto "espaguetis" de cocaína dentro de papayas, yucas o plátanos, pero también bolas de esta droga en caracoles.

Decenas de contenedores llegan a los puertos españoles con droga oculta entre la mercancía legal. Inspeccionar cada contenedor es imposible, ya que se paralizaría la actividad económica, por lo que, generalmente, el registro se realiza sobre los que ya se tienen sospechas fundadas.

EN TODOS LOS HUECOS PÖSIBLES

Prácticamente todos los "huecos" posibles de un coche, camión, yate, barco u otro medio de transporte sirven para disimular la mercancía ilegal.

Las ruedas suspendidas en el aire que llevan los vehículos pesados, una parte del depósito de la gasolina, las partes flotantes de un barco, los extintores....En todos estos lugares los agentes han localizado droga.

Mucha de esta sustancia recorre las carreteras españolas en vehículos de lujo a velocidades superiores a los 200 kilómetros por hora con destino a Francia sin importarles llevarse por delante los controles de los agentes.