Detenido el presunto autor del incendio de Mallorca que ha arrasado 1.800 hectáreas

Las brasas de una barbacoa tiradas al suelo en el monte es la principal hipótesis del origen del devastador incendio que desde el viernes ha arrasado parte de la Sierra de Tramuntana de Mallorca, Patrimonio de la Humanidad, han informado a Efe fuentes de la investigación que dirige la Guardia Civil.

Un vecino de Andratx de 44 años de edad, I.G., fue detenido ayer como presunto autor de este incendio, por el que han sido imputados otros tres hombres que participaron en la barbacoa. Según las fuentes consultadas, el pasado jueves estas cuatro personas hicieron una barbacoa en una finca de la zona de Son Curt (Andratx) sobre una carretilla de las que se emplean en las obras y, al día siguiente, el viernes, las brasas fueron arrojadas sobre el suelo al pensar que estaban apagadas.

El detenido fue llamado ayer a declarar en el cuartel de la Guardia Civil de Andratx y fue arrestado, a la espera de que hoy o mañana pase a disposición judicial.

El incendio, que comenzó el pasado viernes en Andratx, se ha extendido a varios municipios de Mallorca, ha afectado por el momento a 1.800 hectáreas de masa forestal y continúa sin estar controlado, aunque se espera que hoy queden estabilizados todos los frentes, donde trabajan una treintena de medios aéreos desde que sale el sol hasta el ocaso.

EMERGENCIAS DA POR ESTABILIZADO EL INCENDIO

El coordinador del Servicio de Emergencias del Gobierno balear, Miguel Angel Andreu, ha informado, tal como había avanzado el 112 en su cuenta de Twitter, que se ha dado por estabilizado a las 11.00 horas el incendio forestal iniciado el pasado viernes en Andratx (Mallorca), tras estabilizarse el último foco que afecta a la zona de Galatzó.

Tras la reunión de coordinación del incendio, Andreu ha explicado que la estabilización de las llamas significa que el incendio está "bien acotado y perimetrado" y, por tanto, "no va a avanzar", si bien se debe continuar trabajando en el terreno para que este martes o el miércoles se pueda dar por controlado.

No obstante, ha avanzado que el incendio no se extinguirá hasta dentro de un plazo aproximado de diez días, dado que una vez que se controle, se refrescará el perímetro, con el fin de que las llamas se puedan dar por apagadas a finales de la próxima semana.

Actualmente, según ha indicado Andreu, están trabajando 230 efectivos terrestres y 13 medios aéreos, al tiempo que ha anunciado que a partir de este martes, ya se comenzarán a hacer las rotaciones de personal para que las personas que han trabajado en la lucha contra el fuego puedan volver a sus lugares de origen. Asimismo, ha avanzado que también se planificará el repliegue de la Unidad de Emergencias del Ejército (UME) para que pueda volver a la península.

Por otro lado, el coordinador del Servicio de Emergencias del Govern ha apuntado que se mantiene el Nivel 2 del incendio, ante la cercanía de las viviendas al mismo, teniendo en cuenta que todavía existe la posibilidad de que haya un repunte de las llamas, ya que aún no están extinguidas.

CONTINUA CERRADA LA CARRETERA ENTRE ANDRATX Y ESTELLENCS

Andreu también ha señalado que va a continuar cerrada la carretera entre Andratx y Estellencs durante "bastante tiempo", debido a que hay desprendimientos "permanentes", según han constatado los técnicos de carreteras.

Así, ha revelado que las mallas que hasta ahora impedían que hubiera desprendimientos en esta vía han sido calcinadas por el incendio, de forma que hay que revisar una a una, debido a que las piedras que están cayendo son de tamaño "considerable" como para abrir la carretera, ya que supondría un peligro para los conductores.

Actualmente, ya no hay ningún evacuado por el incendio iniciado el viernes en Sa Coma Calenta, en Andratx, que obligó a desalojar a 700 personas en Estellencs el sábado, así como a unas 25 personas en la zona de Andratx el viernes y 83 turistas y una docena de trabajadores en la finca de Galatzó.