Detenido un hombre por amenazar con atacar la Embajada británica en Madrid

Policía Nacional
Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido este viernes en Benalmádena a un varón como presunto autor de amenazas graves contra los intereses y edificios diplomáticos británicos en España. Según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el arrestado realizó varias llamadas telefónicas a la Embajada de Reino Unido en España situada, situada en la capital, en las cuales informaba de un ataque en un plazo concreto de 72 horas.

Los agentes comenzaron con las investigaciones de manera inminente y junto con la colaboración de los responsables de seguridad de la Embajada, consiguieron identificar al autor de las llamadas de manera rápida.

Los investigadores averiguaron que este varón había participado en un hecho similar ocurrido en el año 2009 contra el Consulado Británico en Málaga con amenazas idénticas a las realizadas en el hecho actual. Por ambos hechos se le imputan delitos de desórdenes públicos.

"Atacaré en 72 horas"

La investigación se inició el pasado día 11 de enero cuando la Embajada británica en España recibió varias llamadas telefónicas donde una persona les comunica: “Atacaré vuestros intereses británicos en España dentro de 72 horas, no tengo nada que perder y no me importa nada”.

Inmediatamente los agentes comenzaron a investigar los hechos junto con la importante colaboración de los responsables de seguridad de la embajada, consiguiendo identificar al autor de las llamadas antes de que se cumpliese el plazo anunciado.

Los policías comprobaron que, en el año 2009, el varón realizó varias llamadas al Consulado británico en Málaga con amenazas idénticas a las realizadas en la actualidad. En este hecho, efectuó varios disparos contra la fachada y la bandera inglesa, siendo grabado por una persona que publicó los videos en diferentes redes sociales.

Por este motivo, se consideró al detenido como un potencial y extremo peligro contra la seguridad de los representantes diplomáticos y sus intereses legítimos.

Orden de alejamiento

Tras la comprobación de los hechos, se estableció un dispositivo de búsqueda y localización que acabó con la detención del presunto autor de los hechos en la localidad malagueña de Benalmádena. Además, el arrestado, viejo conocido por diversas unidades policiales por su amplio historial delictivo, utilizaba hasta diez identidades distintas para impedir su localización.

Por todo ello, el individuo fue detenido como presunto responsable de delitos de desórdenes públicos siendo puesto a disposición de la autoridad judicial quien decretó una orden de alejamiento de más de 500 metros de edificios y personas diplomáticas británicas. Además, también se le impuso una prohibición de comunicación telefónica con los mismos.