Detenida una mujer tras ahogar en la bañera a sus hijos de 8 y 11 años

Los Mossos d'Esquadra han detenido este domingo en Barcelona a una mujer como presunta autora de la muerte de sus dos hijos, de ocho y once años, a los que ha ahogado en la bañera y después ha avisado a su marido y padre de los menores de que los había matado.

Según han informado fuentes cercanas a la investigación a Europa Press, la arrestada es Rina M., de nacionalidad boliviana y 35 años, y el crimen ha ocurrido en su domicilio del barrio del Carmel, en el distrito de Horta-Guinardó.

Los menores son un niño de ocho años y una niña de once, y han sido encontrados ahogados en la bañera por unos vecinos del bloque que han sido alertados por el marido; el levantamiento de los cadáveres se ha producido a las 22.45 horas.

Según fuentes de la investigación, había denuncias previas por malos tratos del hombre a la mujer, que llevaban unos cinco años viviendo en el barrio, en los bajos del número 1 de la plaza Pastrana, donde ha ocurrido el crimen.

AVISO DEL VECINO

El aviso del crimen lo ha dado Juan Luis Ferrer, vecino del barrio, sobre las 20.30 horas, cuando se ha encontrado con la pareja discutiendo en la puerta del inmueble y el mismo marido le ha pedido que llamara a la policía porque su mujer había matado a los niños, según ha explicado el vecino a Europa Press.

"Pasaba con la moto y he visto a una pareja discutiendo, él me ha dicho que su mujer había matado a los niños, al principio no me creía lo que me decía, pero unos vecinos del bloque han ido a mirar y lo han confirmado", ha explicado Juan Luis Ferrer.

Otra vecina ha explicado que en ese momento la mujer "estaba ida" y su marido aseguraba que ella se quería suicidar y trataba de evitarlo.

Los mossos investigan la implicación del padre, que ha acudido al piso tras el aviso de su mujer y que según los primeros indicios no tendría relación directa con el crimen.

El hombre ha estado en el lugar del crimen con los investigadores hasta después de que se llevaran a la mujer detenida y finalmente se ha ido en un vehículo de emergencias sociales.

Una vecina amiga de la madre, María Gatell, ha explicado que el marido "era un borracho perdido" y le había pegado muchas palizas a la mujer, además de que le había sido infiel y se quedaba todo el dinero que cobraba, por lo que la pareja tenía problemas para pagar el alquiler.

"SE HA SENTIDO ABANDONADA, DESPRECIADA"

Según el testimonio de María Gatell, un día la detenida -que era ama de casa- fue a verla porque el marido le había pegado con una tabla y tras denunciar los hechos, fue citada a declarar por estos hechos.

"Si lo ha hecho es porque se le han acumulado muchas cosas. Se ha sentido abandonada, despreciada", ha tratado de explicar la vecina, que ha añadido que la mujer estaba en tratamiento psicológico.

En la puerta de la vivienda, en el número 1 de la plaza Pastrana, que ha sido acordonada, se han concentrado un centenar de vecinos de la zona, que han esperado a ver cómo se llevaban a los niños después de que el padre fuera atendido por los servicios sociales.

Algunos de ellos han reclamado justicia y se podían escuchar algunos gritos reclamando "la cadena perpetua para los asesinos de niños".

La mujer presuntamente autora de la muerte de sus hijos en su domicilio del barrio del Carmel, en Barcelona, ha sido ingresada este lunes en un centro hospitalario, según fuentes de la investigación. Estuvo viviendo con los menores en un centro municipal de acogida de urgencias por violencia Machista a finales de 2012 y durante un período muy breve, dado que pidió la baja voluntaria del centro.

Según han informado fuentes del consistorio, la madre y los dos hijos ingresaron en el centro a finales del año pasado, tras denunciar a su marido por violencia machista, y desde el 2010 la familia recibía ayudas de los Servicios Sociales.