Desmantelado un local que simulaba ser un club de fumadores en Vallecas

Arrestado un vagabundo por abusar sexualmente de un niño autista
Arrestado un vagabundo por abusar sexualmente de un niño autista |Telemadrid

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública y han procedido al cierre de un local que servía como punto de venta y distribución de hachís y cannabis en el distrito de Villa de Vallecas.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, simulaban ser un club de fumadores y sus socios debían pagar una cuota para acceder, aunque carecían de los permisos legales. El local se encontraba próximo a varios colegios de la zona y en su interior se incautaron casi tres kilogramos de sustancia estupefaciente en botes de cristal y dosis individuales.

Uno de los detenidos tenía alquilado el establecimiento y bajo la apariencia de ser un club de fumadores, llevaba a cabo la venta, suministro y consumo de sustancias estupefacientes en su interior. Los otros tres detenidos, dos de ellos padre e hijo, eran los encargados de distribuir las drogas entre los jóvenes que acudían al lugar y de dispensar bebidas alcohólicas.

VIDEOJUEGOS O PING- PONG PARA ATRAER A NUEVOS CONSUMIDORES

El local se hallaba situado en el barrio de Santa Eugenia, próximo a varios colegios de la zona y contaba con gran popularidad entre los jóvenes del barrio, debido a la facilidad con la que podían acceder a su interior para adquirir y consumir estas sustancias.

Amparados falsamente en la figura de ser un club de fumadores, realizaban el trámite de exigir a sus clientes que realizasen una inscripción en el mismo junto con el pago de una cuota fija de 10 euros mensuales, 20 trimestrales o 50 euros anuales, además de ofrecer una amplia variedad de marihuana y hachís.

Asimismo, para asegurarse que los clientes permaneciesen horas en su interior y consumiesen, dispensaban comidas y bebidas, y disponían de videojuegos, consolas o mesas de ping-pong para su entretenimiento.

Una vez llevadas a cabo diferentes pesquisas, los agentes procedieron a la entrada y registro del local el pasado 16 de septiembre. En su interior se encontraban de 20 personas, muchas de ellas consumiendo estas sustancias, y uno de los responsables fue sorprendido mientras dispensaba una dosis de estupefaciente a uno de los clientes.

Finalmente los investigadores localizaron más de tres kilogramos de ambas sustancias repartidas en botes de cristal, recipientes de plásticos y dosis individuales, básculas de precisión, y unos 2.000 euros en una caja de caudales que se presupone procedente de la venta de estas drogas. La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría de distrito de Villa de Vallecas, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.