'Derecho a Vivir' urge a reformar la ley del aborto tras la sentencia a Morín

Derecho a Vivir ha pedido al Gobierno que reforme "de inmediato" la ley del aborto tras conocer la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que ordena que el ginecólogo Carlos Morín vuelva a ser juzgado por magistrados diferentes a los que lo absolvieron.

La asociación ha acusado a las Administraciones de ignorar "un fraude de ley continuado" y ha advertido de que si el Gobierno no reforma la normativa vigente "cientos de morines seguirán campando a sus anchas".

La portavoz de la plataforma, la doctora Gádor Joya, ha mostrado su "satisfacción" por la decisión del Tribunal Supremo de repetir el juicio a Carlos Morín, y ha calificado de "ideológica" la anterior sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Barcelona, que lo absolvió.

En referencia a las anteriores leyes del aborto, Joya ha criticado la de 1985 por "incluir un tercer supuesto despenalizador", pero ha calificado de "mucho más nociva" la "Ley Aído" porque, ha asegurado, "nadie controla que el empresario abortista cumpla el plazo máximo de aborto libre".

Derecho a Vivir organizará el próximo 17 de noviembre la "IV Marcha por la Vida" para pedir al Gobierno que reforme la ley del aborto.

FORO DE LA FAMILIA: LA DECISIÓN DEL SUPREMO UNA BUENA NOTICIA

El Foro de la Familia ha asegurado que la decisión del Tribunal Supremo (TS) de anular la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona que absolvió al doctor Carlos Morín de haber practicado supuestamente abortos ilegales durante 2007 en dos clínicas de Barcelona, ordenando además repetir el juicio ante un nuevo tribunal formado por distintos magistrados, supone "una buena noticia para el derecho a la vida y para el propio estado de Derecho".

"Que el Tribunal Supremo haya anulado esta sentencia es una buena noticia para el derecho a la vida y para el propio estado de Derecho: los jueces no pueden imponer en sus sentencias su particular visión ideológica en materia de aborto sino que deben hacer respetar las leyes", ha afirmado en un comunicado el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco.

Según Blanco, "esta sentencia es especialmente interesante ahora que se va a iniciar el debate de una nueva 'Ley del Aborto', pues el legislador habrá de tener en cuenta lo que realmente sucedió entre 1985 y 2010 en la aplicación del llamado 'supuesto terapéutico'; es decir, en la citación del 'grave peligro para la vida o salud de la madre' como causa de no punibilidad del aborto".

"Al amparo de esta causa se vivió un auténtico fraude de Ley que pretendía amparar cualquier aborto interpretando que un embarazo no deseado suponía siempre ese grave peligro para la salud psíquica de la madre que justificaría legalmente la práctica del aborto no punible. Precisamente ésta era la interpretación que hacía la sentencia de la audiencia provincial de Barcelona que ahora anula el Tribunal Supremo", prosigue.

Por este motivo, el Foro de la Familia pide al Gobierno que, de mantenerse el llamado supuesto terapéutico en la nueva Ley, se introduzcan "al menos mecanismos rigurosos y fehacientes de control de la concurrencia de una grave causa médica con rigor proporcional al bien que está en juego que es una vida humana". En caso contrario, indica, "la anunciada reforma perdería en gran medida todo valor y eficacia".

Por otro lado, el Foro de la Familia felicita y agradece a las entidades E-cristians, Alternativa Española y Centro deEstudios Jurídicos Tomás Moro su actuación en este caso y solicita a jueces y fiscales "seriedad" en la aplicación de la legislación en esta materia. Además, pide que quienes archivaron su causa asuman responsabilidades. "Los magistrados que archivaron la causa de Morín deberían asumir su responsabilidad", ha indicado el presidente del Centro Tomas Moro, Javier Pérez-Roldán.

Además, ha recordado que la sentencia absolutoria de Barcelona confirmó sus "sospechas" de que "la Ley Aído pretendía ser una ley de Amnistía para garantizar la impunidad de los empresarios que presuntamente actuaron al margen de la ley".