Decretada prisión provisional y sin fianza por atropellar a su pareja en A-5

La jueza de Primera Instancia e Instrucción 1 de Torrijos (Toledo) ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el hombre que fue detenido en la noche del domingo por atropellar a su pareja en la A-5, a su paso por el término municipal de Santa Cruz de Retamar (Toledo), el pasado 24 de marzo. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, a S.A.M. se le imputa de forma provisional un delito de homicidio.

El alto tribunal de la región ha señalado que en este presunto caso de violencia machista no constaban denuncias previas por malos tratos y ha agregado que el procedimiento se continúa instruyendo en sede judicial. Fuentes de la Guardia Civil han informado de que los otros dos detenidos por encubrimiento fueron ayer puestos en libertad tras prestar declaración ante los agentes del cuerpo, aunque siguen imputados por ser presuntos autores de un delito de encubrimiento.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 24 de marzo, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de que en el kilómetro 56,200 de la A-5, a la altura de Santa Cruz de Retamar en sentido Extremadura, había sido hallado el cuerpo de una mujer tendido en el suelo.

El equipo de Atestados del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Toledo descartó, por las circunstancias en las se encontraba el cuerpo, que se tratase de un accidente de tráfico.

La Guardia Civil confirmó que esta mujer, de 41 años, viajaba en un vehículo en compañía de su pareja y de dos familiares y que, tras una fuerte discusión, se bajó del vehículo y fue atropellada por el conductor varias veces, lo que provocó su muerte.

Además, los dos acompañantes sufrieron heridas de diversa consideración cuando, tras ver lo ocurrido, se bajaron del vehículo en marcha.

El coche del presunto homicida fue localizado horas más tarde en el barrio madrileño de Carabanchel, y fue trasladado a dependencias de la Guardia Civil para su análisis por parte del personal del Laboratorio de Criminalística del Cuerpo.

Tras una semana de búsqueda por parte de los agentes de la Guardia Civil de Toledo, se logró localizar al huido oculto en una vivienda en el barrio de Puente de Vallecas, en Madrid, ayudado por otras dos personas.

EL COCHE DEL HOMICIDIO DE LA A-5 TENÍA SANGRE Y PUERTA Y PARAGOLPES CAÍDOS

El coche con el que presuntamente un hombre atropelló hasta la muerte a su pareja en la A-5 a su paso por Santa Cruz de Retamar (Toledo) tenía una puerta y el parachoques delantero descolgado, así como varias manchas de sangre a lo largo del vehículo, coincidiendo con zonas golpeadas, y en el suelo del mismo. Según ha informado la Policía Municipal de Madrid, el coche supuestamente implicado en el homicidio del pasado día 24 fue localizado por agentes de este Cuerpo en la confluencia del Camino Viejo de Leganés con la avenida de Abrantes del distrito de Carabanchel.

Agentes de esta zona vieron allí, cerca de la boca de Metro de Pan Bendito, un coche Renault mal estacionado que presentaba daños en la puerta delantera derecha, que estaba "sacada de lugar y sujeta al vehículo por una bisagra partida", y el paragolpes delantero totalmente descolgado.

Tenía también varias manchas de sangre a lo largo del vehículo, coincidiendo con las partes dañadas, así como en el suelo del mismo.

Los agentes comprobaron que el coche carecía de seguro obligatorio e ITV en vigor y, como no lograron localizar a su propietario en las inmediaciones del lugar, "tomaron las medidas oportunas, por si pudiera estar implicado en un hecho delictivo".

Así la Guardia Civil de Illescas (Toledo) les confirmó que efectivamente se trataba del vehículo presuntamente implicado en el homicidio del día 24, según la Policía Municipal.