D'Alessandro pone cifras a la desigualdad desde la economía feminista

D'Alessandro pone cifras a la desigualdad desde la economía feminista
En el libro "Economía feminista" |Telemadrid

La escritora y economista argentina Mercedes D'Alessandro aborda la desigualdad entre hombres y mujeres en el trabajo desde una perspectiva económica y feminista en el libro "Economía feminista" (Penguin Random House), que busca poner cifras a este problema.

"La gente piensa que el feminismo son mujeres enojadas", pero la desigualdad es "un problema económico y social que hay que resolver", asegura la escritora en una entrevista concedida a Efe con motivo de la publicación en España de esta obra.

En el libro, la autora no sólo aborda la brecha salarial, sino que indaga también en las causas y en casos concretos para explicar por qué existen esos "techos y paredes de cristal".

Las dificultades que tienen las mujeres para llegar al poder y a cargos de dirección y la separación de empleos tradicionalmente femeninos y masculinos son algunas de las cuestiones que analiza el libro, además de la cuestión del trabajo doméstico no remunerado, que recae mayoritariamente en las mujeres.

D'Alessandro atribuye una parte de la desigualdad en las situaciones laborales de hombres y mujeres al capitalismo: "Las cosas están relacionadas. Hay una economista, Heather Boushey, que dice que el capitalismo ha tenido un socio oculto: las mujeres que han sido amas de casa".

"¿Por qué? Porque el trabajo doméstico no está remunerado. Todas estas tareas las realizan las mujeres de manera gratuita. Ellas son las que hacen funcionar el sistema de manera gratuita", explica la economista.

En España, según datos de la Encuesta de Empleo del Tiempo (2009-2010) del INE, el 69 % de las tareas domésticas recaen todavía en las mujeres, un porcentaje que en Argentina asciende al 76 %, según la OCDE.

"Necesitamos redistribuir esas tareas entre hombres y mujeres, que es un cambio cultural importante y también un cambio económico", afirma D'Alessandro.

El libro analiza la desigualdad femenina en varios países, como Estados Unidos, España, Islandia, Alemania, Noruega, Francia y otros de América Latina, y concluye que Islandia es el país más igualitario del mundo en todos los aspectos.

D'Alessandro recoge cifras de Europa, donde la diferencia salarial por hora entre hombres y mujeres se sitúa alrededor del 20 %, aunque para las personas cuyos salarios están en el 1 % más alto de la escala, es del 45 %.

La economista distingue entre dos tipos de brecha en los salarios: la explicada (por estar mejor cualificado o por cualquier otro criterio justificable) y la no explicada, aquella que se convierte en discriminación.

A pesar de ser considerado el país más igualitario del mundo en términos de equidad entre hombres y mujeres en el mundo laboral, Islandia tiene una brecha salarial del 28 %, aunque se sitúa por delante de países como Estados Unidos (36 %).

En el caso de España, la diferencia salarial se sitúa en el 17 % y en la mayoría de los casos la disparidad en las remuneraciones entre hombres y mujeres que ocupan un mismo puesto de trabajo no está justificada.

Por otra parte, D'Alessandro explica que el concepto "economía feminista" pasa por entender que "los roles de género con los cuales resolvemos nuestras relaciones sociales tienen un impacto económico diferente para mujeres y hombres", y que España necesita "un poco más de fuerza" para producir cambios.

Este libro ha llegado ahora a España a pesar de que se publicó por primera vez en Argentina en 2016.

El libro tiene su origen en 2015, año en el que D'Alessandro impulsó el portal en internet Economía Femini(s)ta y en el que se inició el movimiento "Ni Una Menos" contra la violencia machista.

"A partir de ahí (2015) comenzó un movimiento muy fuerte. Yo no tenía una formación específica en género, pero a mí me conmovió tanto todo esto que me obligó a replantearme lo que había estudiado como economista. Y creo que eso le pasó a muchas mujeres", explica D'Alessandro.

D'Alessandro comienza la edición española de su libro refiriéndose a los cambios sucedidos desde la primera edición publicada en 2016 hasta la actual, como la victoria de Donald Trump o el movimiento del #MeToo.

"Creo que se pueden acelerar los cambios, que tenemos posibilidades más abiertas y concretas que hace dos años", explica la autora de "Economía Feminista", que asegura que las mujeres están ahora "más espabiladas y despiertas" pero que siguen existiendo gobiernos -como el de Donald Trump- reacios a estas demandas.