Cosidó anuncia una presión policial "insoportable" sobre los clientes de prostitución

El director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, ha abogado por aumentar la presión sobre las personas que buscan servicios de prostitución entre víctimas de la explotación sexual, hasta que les sea "insoportable".

En unas jornadas en Barcelona, Cosidó ha denunciado que en España sigue "habiendo esclavas" en pleno siglo XXI, mujeres que son forzadas a ejercer la prostitución en clubes de carretera, polígonos y pisos pirata que sufren un trato "cruel y degradante", incluso con "códigos de barra grabados" en su piel.

El director de la Policía ha advertido de que la lacra de la trata de personas para su explotación sexual "existe" y está entre la sociedad, por lo que considera "urgente" la colaboración ciudadana para lograr su erradicación, ya que es una "realidad inaceptable".

Cosidó, que ha detallado junto al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, la segunda fase del plan de la Policía contra la trata, ha asegurado que lanzarán campañas de concienciación, especialmente entre los más jóvenes y lucharán para que las víctimas de esta lacra dejen de ser invisibles.

En este sentido, ha destacado que la Policía prevé aumentar también la presión "hasta que sea insoportable" para quien demande servicios de mujeres víctimas de explotación sexual.

Cosidó se ha dirigido a los agentes que asisten a las jornadas, muchos de ellos especializados en la lucha contra la trata, y les ha reconocido que formar parte de estos grupos especializados no es un destino fácil, ya que se puede observar "la cara más miserable de la naturaleza humana".

Pese a reconocer que no es un destino en el que sea agradable estar mucho tiempo, por la dureza de las experiencias profesionales que se tienen que afrontar, Cosidó ha subrayado que basta con mirar a la cara de las víctimas liberadas "para saber que ese esfuerzo ha valido la pena".