Convocan seis días de huelga de profesores en Madrid contra las reválidas

Convocan seis días de huelga de profesores en Madrid contra las reválidas
Convocan seis días de huelga de profesores en Madrid contra las reválidas |Telemadrid

Los sindicatos CCOO, UGT, STEM y CGT, integrados en la Plataforma Regional por la Escuela Pública, convocan para los días 24, 25, 26 y 27 de abril y 7 y 8 de mayo una huelga del profesorado en la Comunidad de Madrid contra las pruebas externas, preámbulo de las reválidas de la Lomce.

Los estudiantes y las familias secundan la huelga y llaman a la no realización de estas pruebas externas, que están previstas los días de huelga, con las que están en desacuerdo y que van a intentar paralizar.

La Plataforma Regional por la Escuela Pública ha hecho un llamamiento a la participación en una manifestación, promovida por la Plataforma Estatal, para protestar por "las contrarreformas del PP y la Lomce", así como por los recortes en la educación, que tendrá lugar el 8 de mayo a las 18.00 horas desde la plaza de Neptuno hasta el Departamento de Educación.

POR LA "IMPOSICIÓN" DE LA LOMCE

La secretaria de Enseñanza de CCOO de Madrid, Isabel Galvín, ha explicado que la huelga responde a una demanda del profesorado de los centros por la imposición de la Lomce en la Comunidad de Madrid y, en particular, de unas pruebas externas "muy negativas" que cuentan con el rechazo de la comunidad educativa. A las puertas de la Consejería madrileña de Educación, Galvín ha rechazado la aplicación "radical" de las pruebas externas en la Comunidad de Madrid, lo que, a su juicio, discrimina al alumnado de la región en relación con el de otras comunidades autónomas, donde se aplican "de manera poco contundente".

"El Gobierno de Cristina Cifuentes no está legitimado para hacer pruebas externas y hablarnos de evaluaciones que busquen la calidad la excelencia y conocer qué saben nuestros alumnos", ha subrayado la representante de CCOO.

Galvín ha considerado que es "una tomadura de pelo" que los centros educativos madrileños tengan que hacer evaluaciones que "no sirven para nada" cuando la presidenta regional está sumergida "en caso escandaloso en el que, al parecer, ha podido incurrir en mentiras graves y se ha hecho portadora de un máster que no ha cursado, con exámenes que no ha realizado".

Ha pedido Cristina Cifuentes que dimita y que dé paso a un equipo educativo que ponga en marcha desde ahora hasta las elecciones iniciativas para responder a las necesidades de la educación madrileña.

Desde el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Madrid (STEM), Alberto Carrillo, ha indicado que su organización ofrecerá apoyo al profesorado encargado de aplicar las pruebas externas que quiera boicotearlas, organizará concentraciones en las puertas de los centros y colaborará económicamente con los docentes que sufrirán una merma de ingresos por "sabotear" las pruebas.

Las pruebas externas son "innecesarias", ya que hay una evaluación inicial que realizan los equipos docentes que es suficiente para conocer los problemas socioculturales del alumnado y darles solución, ha argumentado. Carrillo ha señalado además que las pruebas externas carecen de "rigor estadístico", están diseñadas con el objetivo "perverso" de hacer un ránking de centros y su gestión está cedida a empresas privadas que van a manejar datos personales de los alumnos y sus familias.

Por su parte, la responsable de Enseñanza Pública de UGT Madrid, Estrella Roldán, ha recalcado que las pruebas externas "no tienen ningún valor pedagógico", sirven "únicamente" para "desorganizar" los centros, se utilizan para hacer un ránking de centros de primera y de segunda y cuestan 600.000 euros a las arcas públicas.

La Comunidad de Madrid "no puede permitirse seguir teniendo una Consejería de Educación que lo único que hace es hundir cada día más a la educación madrileña, trasvasando dinero de la educación pública a la privada concertada", ha asegurado Roldán. Ana García, del Sindicato de Estudiantes, se ha mostrado "escandalizada" por las políticas que "el PP intenta imponer de forma autoritaria en la Comunidad de Madrid", después de la lucha para paralizar las "reválidas franquistas".

García ha lamentado que "el Gobierno de Cristina Cifuentes y todo el PP se burlen en nuestra cara, cuando ella ha demostrado cómo funcionan las cosas para los que tienen dinero e influencias, es decir, a través de golpes de talonario y de chanchullos en la sombra, se sacan un máster o lo que necesiten". Ha exigido a Cifuentes que se vaya de una vez y le ha transmitido que si no se quiere ir, las movilizaciones se encargarán de echarla de la Presidencia de la Comunidad de Madrid a ella y a su partido, que, a su juicio, representa la "corrupción" y que no puede estar al frente del Ejecutivo regional y del Gobierno central.