Continúa la alerta por calor en Madrid con ligero descenso de las temperaturas

Continúa la alerta por calor en Madrid con ligero descenso de las temperaturas

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anuncia para hoy, sábado, en la Comunidad de Madrid cielo poco nuboso o despejado con algún intervalo de nubes altas y temperaturas en ligero descenso.

No obstante, seguirá activado el nivel naranja (afectación de la vida cotidiana) en toda la región menos en la sierra, donde se ha rebajado el nivel a amarillo.

Los avisos meteorológicos por calor estarán activos entre las 14.00 y las 20.00.

En las zonas metropolitana y Henares, sur, vegas y oeste se prevén temperaturas máximas de 39 grados y en la sierra, de 36.

No se descartan calimas en el oeste. Los vientos serán flojos del norte y nordeste.

Ante las altas temperaturas que se están registrando desde el miércoles en la ola de calor, Protección Civil recuerda que hay que limitar la exposición al sol, mantenerse en lugares correctamente ventilados, ingerir comidas ligeras y regulares y beber frecuentemente agua y líquidos.

MANTA FRÍA CONTRA LOS GOLPES DE CALOR

El riesgo que tiene soportar esas altas temperaturas, son los golpes de calor. Para combatir los cuadros más críticos, el SAMUR emplea distintas técnicas. Entre ellas, una especie de edredón que, con aire frío, reduce hasta 3 grados la temperatura del enfermo. Lo hace en tan sólo unos minutos.

Contra el golpe de calor, lo primero es bajar la temperatura corporal el Samur ha adaptado el sistema hospitalario a un espacio tan reducido como la ambulancia. No es otra cosa que un aire acondicionado muy potente.

Para que se hagan una idea: los splits que tenemos en casa liberan unas 2.000 frigorías. Con este llegamos casi a las 9.000. En pocos minutos la temperatura del paciente baja 3 grados. Forma parte de un tratamiento combinado: el SAMUR también aplica suero a 6 grados y hielo químico.

Ante un golpe de calor es imprescindible saber identificarlo: si se nota fiebre, calambres, agotamiento, somnolencia y alteración de la conciencia, avise rápido al 112. Es una patología grave y podría llegar a sufrir convulsiones y hasta parada cardiorrespiratoria. Pero mejor prevenir que curar.

En lo que llevamos de verano no ha habido ningún caso en Madrid.