Consejos a tener en cuenta en las rebajas

Consejos a tener en cuenta en las rebajas

Han dado comienzo las rebajas y es importante tener en cuenta nuestros derechos a la hora de comprar. Jesús Vela, miembro Junta Directiva de organización de Consumidores y Usuarios en Acción, FACUA MADRID, nos hablas de las recomendaciones a tener en cuenta.

Recuerdan que siempre que se oferten artículos con reducción de precio, deberá figurar con claridad, en cada uno de ellos, el precio anterior junto con el precio reducido, salvo en el supuesto de que se trate de artículos puestos a la venta por primera vez. Se entenderá por precio anterior, el que hubiese sido aplicado sobre productos idénticos durante un período continuado de al menos treinta días, en el curso de los seis meses precedentes.

La organización insiste en la importancia de conocer la política de devoluciones del establecimiento antes de efectuar una compra porque no todos los comercios tienen las mismas normas en este tema. En este sentido, explica que no es lo mismo el periodo de liquidación que el de rebajas e indica que, en caso de reclamar ante cualquier producto defectuoso o insatisfacción en el servicio recibido, los comercios tienen la obligación de responder en un plazo máximo de 10 días.

Los productos han de tener una garantía de dos años y el establecimiento tiene la obligación de aceptar la devolución si tuviesen algún defecto de fábrica, como ocurre fuera de la temporada de rebajas.

En el caso de que el producto no tenga defectos y, simplemente, haya un cambio de parecer por parte del comprador regirá el criterio que en el momento de la adquisición oferte, dentro de su política de ventas, el establecimiento, pudiendo indicar la no aceptación de devoluciones o la aceptación, mediante entrega del dinero o de un vale de canje.

Tambien recuerdan que la venta en rebajas supone una rebaja en el precio y no en la calidad, de forma que cuando se está vendiendo un producto con fallos no estamos ante una venta en rebajas, sino de saldos y debe anunciarse como tal. Los artículos rebajados han de tener la misma calidad que tenían cuando se vendían a su precio original.