Consejos para no quemarnos

El sol supone grandes riesgos para la piel de los que no somos conscientes. No solo debemos usa la crema protectora cuando tomamos el sol. Los expertos señalan que debemos utilizarla cada vez que salimos a la calle ya que nos exponemos a los rayos UVA.

Cuando pensamos en lugares en los que es imprescindible protegernos del sol, la mayoría pensamos en la playa o la piscina. Aunque estos sean los más obvios, no debemos olvidar que existen muchos otros en los que nuestra piel corre peligro.

Aparte de las pertinentes cremas protectoras, una de las maneras más efectivas de evitar quemaduras es la hidratación, ya que es muy importante tanto para la piel como para todo el organismo en general.

En definitiva, para proteger la piel del sol tenemos que hacer uso de la crema, aunque no se vaya a la playa, del agua, aunque no haya sed y ante cualquier duda, visitar a nuestro dermatólogo.