Conducción en invierno

Como todos los conductores conocen, no se conduce igual en verano que cuando comienza el mal tiempo.

En una calzada mojada por la lluvia, por ejemplo, nuestro vehículo se agarra menos y frena peor.

Por eso, en esta época del año es necesario incrementar la distancia de seguridad y la prudencia al volante, entre otros consejos que les ofrecemos a continuación.