La Comunidad rinde homenaje a 'El Cordobés'

La Comunidad de Madrid ha rendido homenaje a Manuel Benítez El Cordobés coincidiendo con el 50 aniversario de la confirmación de su alternativa en la Plaza de Toros de las Ventas, y un azulejo situado en la galería del Tendido 1 recordará la primera actuación del diestro en Las Ventas.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha presidido este homenaje y ha destacado la aportación que El Cordobés ha realizado con su toreo y sus éxitos a la Historia de la Tauromaquia y de la Plaza de Toros de Las Ventas, donde el 20 de mayo de 1964 se presentó ante el público madrileño para confirmar su doctorado.

González ha recordado aquella tarde en la que "todo el país separalizó ante una corrida que levantó la máxima expectación y que fueconsiderada un auténtico acontecimiento social" y ha descrito a Benítez como un diestro que "trajo una nueva forma de torear, resultado de su personalidad arrolladora", que puso "el toreo patas arriba" y consiguió una fama inmensa. "

El era la garra, la entrega, la emoción y el peligro. Y rompió con los moldes de colocación y de distancia ante el toro con una fórmula que parece sencilla: arriesgar cada tarde y dar espectáculo", ha indicado el presidente regional.

"Pero su carisma, su trayectoria y su influencia sobrepasaron con creces la Fiesta, porque El Cordobés representó la imagen de una España que ansiaba prosperar y abrirse camino a la modernidad", ha apuntado.

El mosaico, dedicado a "un acontecimiento inolvidable de la historia del toreo y de la España de los años sesenta", entra a formar parte de la veintena de azulejos que la Plaza de Toros de Las Ventas ha dedicado a figuras como por ejemplo El Viti, por ser el torero que más veces ha salido por su Puerta Grande, con un total de 14, o César Rincón, quien ha cruzado esa misma Puerta a hombros más veces en una temporada.

También están los maestros Luis Miguel Dominguín, Paco Camino, El Litri, Pepe Luis Vázquez, Antonio Ordoñez, Curro Romero o Antonio Bienvenida, entre otros. "Manuel entró en Las Ventas siendo famoso, pero salió siendo leyenda", ha resaltado González.

ORIGENES HUMILDES

Manuel Benítez El Cordobés nació en Palma del Río (Córdoba) el 4 demayo de 1936. De origen humilde, pasó un sinfín de vicisitudes y penurias para labrarse un futuro dentro del mundo del toro, hasta conseguir convertirse en uno de los más afamados toreros españoles del siglo XX y un auténtico ídolo de masas, de repercusión mundial.

Sobre su vida y estos duros principios se rodaron varias películas que obtuvieron gran éxito y en las que Manuel Benítez interpretó su propio personaje, como por ejemplo Aprendiendo a morir o Chantaje a un torero.

Después de ir de capea en capea, vistió por primera vez de luces el 15 de agosto de 1959 en la plaza de toros de Talavera de la Reina (Toledo). Tras torear 203 novilladas, tomó la alternativa el 25 de mayo de 1963 en la plaza de toros de Córdoba, actuando como padrino Antonio Bienvenida y de testigo José María Montilla. Su primer toro se llamaba Palancar y pertenecía al hierro de Samuel Flores y de él le concedieron las dos orejas.

Hizo su presentación en Las Ventas para confirmar su alternativa el 20 de mayo de 1964 durante la Feria de San Isidro, siendo el padrino de la ceremonia Pedro Martínez Pedrés y el testigo su paisano Manuel García Palmeño.

El toro de la confirmación del doctorado, tenía por nombre Impulsivo, pertenecía a la ganadería de José Benítez Cubero, e hirió al diestro de carácter grave antes de finalizar la faena, pese a lo que le fue concedida una oreja.

El año siguiente, Manuel Benítez El Cordobés lideró la estadística del escalafón de matadores de toros, hecho que repetiría los años 1967, 1970 y 1971. Fue entonces cuando decidió retirarse de los ruedos hasta 1979.

BALANCE EN LAS VENTAS

Desde el día de su confirmación y hasta 1971 El Cordobés siempre fue fiel a su cita con la plaza de toros de Las Ventas, a excepción de 1969, año en que no compareció. En este tiempo, Manuel Benítez, hizo el paseíllo en el coso de la calle de Alcalá en 20 ocasiones, con el balance de 28 orejas cortadas y 8 salidas a hombros de los aficionados por la Puerta Grande de la plaza.

De ellas, siete las consiguió tras cortar al menos dos orejas a unmismo toro. En dos ocasiones logró cortar cuatro orejas (dos a cada uno de sus enemigos). Las fechas fueron el 20 de mayo de 1970, ante toros del hierro de Juan Mari Pérez Tabernero Montalvo, y tres días más tarde, el 23 de mayo, ante toros de Atanasio Fernández.

En otras dos ocasiones logró el corte de tres apéndices. El 24 de mayo de 1965 ante toros de Carlos Núñez, y el 6 de junio de 1968, en latradicional corrida extraordinaria de Beneficencia, festejo en el que participó en dos ocasiones, ante toros de Marqués de Domecq y Hermanos.

VUELTA A LOS RUEDOS

En 1979 Manuel Benítez El Cordobés decidió volver a los ruedos tras siete años de ausencia para torear pocas corridas de toros, hasta que el 14 de septiembre de 1981 decidió retirarse definitivamente en Albacete, una tarde en la que murió un espontáneo que se lanzó al ruedo embriagado.

No obstante reapareció en el año 2000 pero fugazmente, aunque ya enlos últimos años ha participado en algunas corridas y festivales benéficos, como el del pasado día 4 de abril en la plaza de toros de Los Califas de Córdoba, con casi 78 años de edad y en el que protagonizó una actuación realmente impresionante.