Compañeros del espeleólogo no creen poder sacarle de la cueva antes de 5 días

Los cuerpos de rescate que trabajan en el operativo para sacar al espeleólogo español Cecilio López-Tercero de una cueva en Perú necesitan por lo menos 40 especialistas para extraerlo de una profundidad de 400 metros inmovilizado por las lesiones que presenta, informaron hoy a Efe fuentes del rescate.

Un equipo de investigadores del Instituto Geofísico del Perú (IGP) dirige el operativo y desde las primeras horas de hoy (hora local) ingresó a la cueva de Inti Machay para continuar con el acondicionamiento del lugar para el posterior ingreso de los rescatistas, según explicó a Efe una fuente del IGP.

En el campamento instalado en la boca de la cueva están los ocho expedicionarios que acompañaban a López Tercero en el momento de accidentarse el pasado día 18, además de espeleólogos que han llegado en las últimas horas de España y otros países.

Ayer llegaron a la cueva seis integrantes de la Federación Madrileña de Espeleología y en las próximas horas deben arribar otros diez.

Sin embargo, se necesitan al menos a 40 espeleólogos rescatistas para sacar al español de la cueva, según estimaciones del presidente del Espeleo Club Andino e investigador del IGP, James Apaéstegui, coordinador del operativo.

En un comunicado del IGP, Apaéstegui informó de que el médico Fermín Lavado examinó a López Tercero y determinó que presenta un trauma vertebral con una posible fractura de la vértebra lumbar 2 y 3, que le produce dolores.

"La situación de Cecilio es estable; sin embargo esta situación podría empeorar si no recibe manejo especializado pronto. Es decir Cecilio debe ser trasladado a la brevedad para descartar las lesiones y darle el tratamiento adecuado", indicó Apaéstegui.

Los expertos del Espeleo Club Andino y el Grupo Espeleológico Bagnols Marcoule hicieron una evaluación técnica del rescate y coincidieron en que es una situación extremadamente difícil y complicada dadas las condiciones del lugar.

La cueva está a 3.000 metros de altitud en la selva de la región Amazonas, con lluvia constante y la víctima está ubicada a 400 metros de profundidad, en un ambiente húmedo y a una temperatura promedio de 10 °C, indicó el IGP.

Los rescatistas lamentaron que la logística es insuficiente para realizar el operativo, pues les falta agua, comida, transporte, comunicación, mantas y caballos, entre otras cosas.

"Agradecemos la consideración de todos, pero estamos al inicio del rescate y necesitamos de mucho apoyo logístico, no personal ajeno a la espeleología, para poder cumplir nuestra misión", indicó el comunicado firmado además por Gustavo Vela Turcott, responsable de la Expedición Intimachay 2014, y Jean Denis Klein, presidente del Grupo Espeleológico Bagnols Marcoule.

Ayer se retiró del lugar un equipo de los bomberos de Chachapoyas ante la imposibilidad de ayudar en el descenso y por la falta de alimentos y agua para permanecer más tiempo en el lugar, según confirmó a Efe el teniente Carlos Zeña.