Combatir la muerte súbita

Científicos de Estados Unidos, Corea del Sur, China y también el español Juan Carlos Izpisúa han descubierto una manera eficaz de utilizar una herramienta de edición de genes para corregir una mutación genética causante de una enfermedad hereditaria en embriones humanos y detener su paso a generaciones futuras.

LA INVESTIGACIÓN HA SIDO PUBLICADA EN LA REVISTA 'NATURE'

La nueva técnica utiliza la herramienta de edición de genes CRISPR para dirigir una mutación en el ADN nuclear que causa cardiomiopatía hipertrófica, una cardiopatía genética común que puede causar muerte cardiaca repentina e insuficiencia cardíaca.

La investigación, publicada en la revista 'Nature', demuestra un nuevo método para la reparación de una mutación causante de enfermedades y la prevención de que sea heredado por las siguientes generaciones. Esta es la primera vez que los científicos han probado con éxito el método sobre embiones humanos donados.

"HEMOS QUITADO LA ENFERMEDAD QUE CAUSA LA VARIANTE DEL GEN"

"Cada generación podrá aportar esta reparación porque hemos quitado la enfermedad que causa la variante del gen de ese linaje de la familia ha asegurado el autor senior Shoukhrat Mitalipov, que dirige el centro para la célula de embriones y la terapia génica en la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon (OHSU)--.

Mediante el uso de esta técnica, "es posible reducir la carga de esta enfermedad hereditaria en la familia y, también, en la población humana".

El estudio ha sido realizado por investigadores de la Universidad Nacional de Seul, en Corea del Sur, el Instituto Salk para Estudios Biológicos en La Jolla, California (Estados Unidos) y el Laboratorio de Ingeniería para el Diagnóstico Molecular Innovador BGI-Qingdao y Shenzhen en China.

Esta investigación proporciona una nueva visión de una técnica que podría aplicarse a miles de trastornos genéticos hereditarios que afectan a millones de personas en todo el mundo.