China construye un rascacielos en 360 horas

Un nuevo rascacielos chino, obra de los diseñadores de la compañía nacional Broad Group, acaba de establecer dos récords históricos.

El video de la construcción del hotel de lujo ubicado a orillas del lago Dongting, en la provincia de Hunan, se colgó en la red el 6 de enero y desde entonces tuvo unos 2,5 millones de vistas. La razón es muy simple: el edificio de 30 pisos se levantó en tan solo 360 horas (o 15 días), según los arquitectos. A un ritmo de dos pisos por día.

Como muestran las imagenes, el edificio ha sido prefabricado para reducir los tiempos de obra en un tercio. Más rápidez, aunque los expertos destacan la menor calidad y los mayores riesgos.

Los diseñadores aseguran que su innovación supondrá una revolución en el sector de la construcción moderna. Subrayan que también se trata de un avance medioambiental, ya que su obra generará menos residuos: en el proyecto casi no usaron materiales dañinos para la naturaleza, como el cemento o el hormigón. Además, insisten en que, a pesar de los plazos récord de edificación, el hotel sería capaz de resistir un terremoto de 9,5 grados de magnitud en la escala de Richter.