Las cenas y comidas de empresa navideñas ya están aquí. Es el momento de fraternizar con los compañeros de trabajo. Algunos, prefieren hacerlo disfrazados. Son días para conocerse mejor, comer bien y disfrutar del vino, pero tengan mucho cuidado porque, según las encuestas, el 40% de los asistentes se arrepiente al día siguiente de su comportamiento. Sin embargo, a la gran mayoría lo que más les gusta es disfrutar de la compañía de los compañeros sin tapujos, y de la comida que en restaurantes como La Camarilla, de la Caba Baja, consta de 4 menús a elegir. Entre los platos principales están el carpaccio de buey, los pimientos de piquillo rellenos, el lomo de bacalao y el magret de pato.

Son unas comidas que, en los últimos 4 años, se han reducido un 25% debido a la Ley Antitabaco, pero que aún resisten porque al fin y al cabo son la manera de desconectar del trabajo con los compañeros y pasar un buen rato.