Carlos Bardem: "El fútbol es una burbuja alimentada por el poder"

Carlos Bardem, actor y protagonista de la película 'Diamantes negros', que denuncia el tráfico de menores africanos en el mundo del fútbol por parte de ojeadores europeos, aseguró en una entrevista con EFE que este deporte se ha convertido en "una burbuja alimentada por el poder" y es el "reflejo del mundo tan desigual" en el que vivimos.

Carlos Bardem (Madrid, 1963), a pesar de reconocer que su equipo es el Atlético de Madrid, asegura que cada vez le interesa menos el fútbol y lo que representa, puesto que es "un mundo de privilegios". El actor, además, muestra su incredulidad al ver que "ningún futbolista tiene la más mínima inquietud para pronunciarse sobre lo que está pasando en este país".

Bardem sostiene que este "es un tipo de cine que me interesa particularmente. No es solo entretenimiento, sino que es cultura, plantea una reflexión y expone una realidad. Es un drama que, cuando investigas para hacer la película, te das cuenta los puntos que tiene en común con la trata de blancas, que no deja de ser tráfico de personas".

"En este caso son niños que quieren ser el próximo Samuel Eto'o o Didier Drogba y piensan que si llegan aquí lo van a conseguir", asegura Bardem que precisa como la película cuenta "como los estafan con dinero para escapar de la miseria".

Carlos Bardem que confiesa como "a mis cincuenta años hay pocas cosas que me sorprendan o me decepcionen ya" se muestra sorprendido de "que en el fútbol se están propiciando modelos muy erróneos, individualistas y sin cultura de equipo. Se están creando fenómenos aberrantes. Me parece increíble que un grandísimo futbolista como Leo Messi tenga un problema con Hacienda y haya personas manifestándose y dándole ánimos, anteponiendo el forofismo a las obligaciones con la justicia".

Denuncia la diferencia de trato entre inmigrantes: "Si eres Eto'o eres un fenómeno y, si no, eres un negro de mierda que está quitando trabajo a los españoles y aprovechándose del sistema sanitario. Si eres un jeque árabe eres una maravilla y, si no, un moro de mierda. Eso dice mucho de cómo funciona esta sociedad del éxito económico. Las personas son lo que valen y el dinero que tienen".