Cantabria aprueba el nuevo calendario escolar a pesar de las protestas de los padres

Cantabria ha decidido implantar el llamado calendario escolar europeo (ocho semanas lectivas, una semana de descanso) para el próximo curso. La fórmula fue estudiada hace meses en Asturias, planteada por la Junta de Personal Docente pero no llegó a cuajar ante la reticencia de las familias.

El calendario europeo trata de ordenar la carga lectiva, sin variar el número de días de clase en el curso, establecido por ley en 175 jornadas.

Según incluye el calendario, facilitado por la Consejería, los alumnos y profesores cántabros tendrán, a partir del 8 de septiembre, un primer periodo de 35 días lectivos, tras el que habrá una semana de vacaciones (del 31 de octubre al 4 de noviembre). El segundo periodo lectivo será de 33 días, tras el que habrá dos semanas sin clase del 26 de diciembre al 6 de enero (festivo), y el tercer periodo será de 32 días lectivos, con otra semana a continuación de vacaciones, del 23 al 28 de febrero. El cuarto periodo será el de menos días lectivos, en concreto 31, con otra semana a continuación de vacaciones entre el 17 y el 21 de abril, y el último y quinto periodo lectivo será el más largo de 44 días, hasta finalizar el curso el 23 de junio.

PROTESTAS DE LOS PADRES

La Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Cantabria (FAPA), que hace dos semanas había mostrado su enojo porque no se hubiera tenido en cuenta a las familias en el diseño del calendario y había criticado que el mismo solo favorece las condiciones laborales de los docentes ha preferido, de momento, no hacer declaraciones sobre su aprobación hasta que se reúna con los responsables de Educación, tal y como transmitió su presidenta Leticia Cardenal.

La que sí ha manifestado su opinión fue Mónica Haro, presidenta de Concapa (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos), que mostró el "disgusto" de su colectivo porque "no se nos haya informado ni consultado". Considera que en la modificación del calendario solo se ha pensado "en los profesores, sin tener en cuenta a los miles de alumnos y familias afectadas". "Se ha reformado a nuestras espaldas", sentencia, poniendo en duda "los criterios pedagógicos" que defienden el Gobierno y los sindicatos como motor de la reforma. "El tema no se ha llevado al Consejo Escolar, tampoco a la Mesa de las Familias... ¿Por qué tanta prisa por aprobarlo", se cuestiona.

Y QUEJAS DE LOS SINDICATOS

También se han hecho oír los sindicatos con representación en la enseñanza concertada de Cantabria (FSIE, UGT y USO), que criticaron a la consejería que no haya contado con su opinión "en ningún momento" en la gestión y aprobación del calendario. Así, manifestaron su "disconformidad y protesta" con la postura de Educación y recordaron que la concertada representa "algo más del 30%" del total de la enseñanza obligatoria de la región.

EL CALENDARIO HA SIDO APROBADO POR UNANIMIDAD DE LA JUNTA DE PERSONAL

El presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, ha destacado que el nuevo calendario escolar para el próximo curso, se ha aprobado "después de muchos estudios" y "va en la línea de Europa".

Asimismo, ha mostrado su respaldo al consejero de Educación, el socialista Ramón Ruiz, y ha puntualizado que "no todos los padres están en contra". "Yo no", ha dicho.

A preguntas de los asistentes al Foro Ser Cantabria, Revilla ha recalcado que "estas decisiones no se toman en un café", y ha subrayado que el nuevo calendario, que incluye una semana de vacaciones cada dos meses lectivos, lo ha aprobado la Junta de Personal "por unanimidad y después de muchos estudios".

"Respeto lo que han hecho porque saben de esto, es gente muy competente la que hay en esta consejería; en todas las consejerías pero en esta especialmente", ha dicho Revilla tras recordar que Ramón Ruiz fue director general de Educación en el anterior gobierno PRC-PSOE, cuando la ahora vicepresidenta (y secretaria general del PSOE), Eva Díaz Tezanos, fue consejera.

Revilla ha dicho que Díaz Tezanos fue "la mejor consejera de Educación que ha habido en la historia de Cantabria", implantó las aulas de dos años y dejó el nivel de la educación a la cabeza de España. "Y ahora su director general es su consejero, tengo confianza absoluta en este tipo, porque sabe", ha apostillado.

Al mismo tiempo, Revilla ha señalado que "delega absolutamente" en los miembros de su gobierno, a los que considera "los mejor capacitados".