Campaña para ofrecer gratis sillas infantiles de coches a familias sin recursos

Casi la mitad de los niños que mueren en accidentes de tráfico no llevaba el cinturón de seguridad. Ahora, una nueva campaña quiere recaudar fondos para ofrecer gratuitamente sillas infantiles a familias sin recursos. Una acción que también pretende concienciar a todos los padres para que nunca lleven a los niños sin protección.

Todavía hay niños que fallecen en la carretera por no ir protegidos con un sistema de retención infantil. La mayoría de los padres saben lo importante que es llevar a los niños bien sujetos. Pero la fría estadística nos dice que un porcentaje muy alto de niños no iba sentado en su sillita.

Hasta 5 fundaciones se han unido en esta campaña. Su lema, "Ningún niño sin sillita", hará entrega de sillas infantiles a familias sin recursos. "

CAMPAÑA PARA ATAJAR LAS MUERTES

Noventa niños menores de doce años han fallecido en accidentes de carretera en España en la última década, un problema que cinco entidades españolas pretenden atajar a través de la campaña "Ningún niño sin sillita", impulsada por el ex director general de Tráfico, Pere Navarro.

Esta iniciativa tiene como finalidad la reducción de las muertes en carretera de menores en España a partir de un dato significativo: el 44 % de los niños muertos en accidente desde 2008 viajaba sin un Sistema de Retención Infantil (SRI) obligatorio, según la Dirección General de Tráfico (DGT).

Para ello, la campaña pretende ayudar a familias sin recursos a adquirir un SRI y aspira a lograr "al menos 90 sillitas", mismo numero que muertes de niños que viajaban sin este sistema de retención. La selección de las familias destinatarias se realizará a través de un Comité de Evaluación de Fundación Seur mediante un formulario disponible en la pagina web de la Fundación Línea Directa.

ECONOMÍA PRECARIA Y FALTA DE CONCIENCIACIÓN

Las organizaciones que han colaborado son Fundación Línea Directa, Fundación Pons, Fundación Seur, Fundación Cepsa y Midas, quienes buscan promover la importancia de la seguridad de bebés y niños en el vehículo y que "los niños cuyas familias no tengan recursos" puedan acceder de la misma manera a esa protección que el resto.

A la falta de concienciación se le suma, según han explicado desde la Fundación Pons, "la difícil situación económica por la que aún atraviesan muchas familias", con 3,7 millones de desempleados, de acuerdo con la Encuesta de Población Activa, y con cerca del 28% de la población en riesgo de pobreza o exclusión. Esta circunstancia hace que "en muchas ocasiones sea complicado afrontar el gasto de una sillita de calidad" y que "a pesar de que la situación haya mejorado, aún queda mucho por hacer", ha explicado María Jesús Magro, directora general de Fundación Pons.

Asimismo, la directora ha asegurado que se debe incidir en campañas de formación, puesto que menos del 40% de los padres recibe ayuda de un profesional para ajustar por primera vez la sillita y "casi un cuarto compra el primer SRI sin apenas información".

Durante el acto de presentación también ha participado el autor de literatura infantil y juvenil Jordi Sierra i Fabra, que ha escrito un libro titulado "El semáforo aburrido" en exclusiva para la causa y cuyas ventas irán destinadas íntegramente a la compra de sillitas.