Cae una red de compradores de pornografía infantil en internet y por correo

La Guardia Civil y los Mossos de'Esquadra han desarticulado un grupo de compradores de pornografía infantil a través de internet y correo postal en una operación conjunta durante más de diez meses de investigación que se ha saldado con doce detenidos, otros 31 investigados y veinticinco registros.

Se ha dirigido en diferentes provincias españolas contra los compradores de material pedófilo producido por un grupo ya desarticulado en la operación Trinity llevada a cabo por ambos cuerpos en el verano de 2016. En el ámbito internacional el grupo productor de pornografía infantil desarrolló más de novecientas operaciones comerciales con más de quinientos cincuenta clientes en cuarenta y cuatro países, informan la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra.

INICIO DE LA OPERACIÓN

Esta investigación nació a raíz de la desarticulación de un grupo criminal el pasado 2016, durante la operación TRINITY, en la que, también en base a una colaboración entre Guardia Civil y Mossos d’Esquadra, se detuvo a un total de 7 personas por múltiples delitos de abuso sexual a menores, producción y distribución de pornografía infantil.

Las gestiones iniciadas permitieron constatar que en un piso del municipio tarraconense de Tortosa se estarían efectuando abusos sexuales y la grabación de estas prácticas. Esto permitió la detención en mayo de 2015 de tres personas, dos de nacionalidad francesa y una de nacionalidad marroquí, para los que se decretó ingreso en prisión. El análisis del material intervenido permitió identificar al resto de componentes del grupo organizado, ubicados en Barcelona, Bilbao y Valencia, lo que permitió llevar a cabo un total de 5 registros y 4 detenciones de individuos que ya antes habían estado detenidos en otras operaciones policiales, cuya actividad criminal también se centraba en la corrupción de menores de la calle.

Ese domicilio de Tortosa funcionaba como productora y tenía preparado para su distribución postal más de 1400DVDs así como un catálogo a disposición de los consumidores de más de 2000 títulos. La productora establecida por el grupo criminal había estado en funcionamiento entre los años 2008 y 2015, siendo los últimos años en los que incorporaron la distribución a través de Internet.

ANÁLISIS DE LAS IMÁGENES

Del análisis efectuado de las imágenes intervenidas en las dos fases de la operación, los investigadores detectaron 28 dominios web desde donde se estaba distribuyendo pornografía infantil, así como más de un millón de fotografías y vídeos de material pedófilo en más de 12 terabytes de información y mil DVD´s.

Los agentes comprobaron que gran parte del material de pornografía infantil difundido era producido por el propio grupo criminal mediante la captación y explotación sexual de menores que se encontraban en situación de riesgo marginal en localidades de Barcelona, Tortosa, Valencia y Marruecos.

Un ejemplo de la exhaustiva labor policial de investigación fue la identificación de los menores, que requirió el estudio de más de 5000 fichas de menores para poder llegar a identificar solo a 4 de ellos, además de estudiar de forma detallada fotograma a fotograma de los videos incautados, lo que permitió identificar 27 víctimas más y conocer la existencia de un mínimo de otras 52 víctimas.

GOLPE INTERNACIONAL

A nivel internacional se ha determinado que este grupo criminal efectuó más de 900 operaciones comerciales con más de 550 clientes de 44 países. La información sobre los usuarios de estos servicios en el extranjero ha sido remitida a través de INTERPOL a los países afectados