La Audiencia de Navarra mantiene en libertad al guardia civil de La Manada

La sección segunda de la Audiencia de Navarra ha acordado mantener en libertad provisional al guardia civil integrante de La Manada acusado de intentar renovar el pasaporte en la comisaría de Tablada (Sevilla).

El fallo ha sido adoptado por mayoría de dos a uno, ya que cuenta con el voto particular del presidente de la sala.

Antonio Manuel Guerrero estuvo en esa comisaría el pasado 25 de junio, según su versión, porque debía entregar el pasaporte, tal y como fijan las medidas cautelares de su libertad provisional, pero no lo tenía en su poder y además cree que puede estar caducado.

La Policía sin embargo mantuvo en un informe elaborado a petición de la sección segunda de la Audiencia de Navarra que Guerrero, condenado a 9 años de cárcel por abusar de una joven madrileña en los sanfermines de 2016, pidió renovar su pasaporte y se marchó cuando se le comunicó que el sistema alertaba de que no podía hacerlo ya que tiene prohibido salir del país y debe entregar su pasaporte en los juzgados.

LA DEFENSA DEL GUARDIA CIVIL DICE QUE QUEDA CLARO QUE NO HAY RIESGO DE FUGA

Jesús Pérez, abogado del guardia civil de La Manada Antonio Manuel Guerrero, ha dicho que ambos están "muy contentos" con la decisión de la Audiencia de Navarra de mantener en libertad provisional a su cliente ya que "estaba claro que no quería sacarse el pasaporte" y que "no hay riesgo de fuga".

Guerrero y su letrado siempre han mantenido que el primero fue a la comisaría de Policía a preguntar si tenía que sacarse el pasaporte para entregarlo en el juzgado, al no tenerlo localizado y no saber si estaba caducado.

El letrado ha admitido que tras la decisión del tribunal ambos están "muy contentos" porque "ha sido mucha tensión la que hemos sufrido, aunque esperábamos que no podía ser de otra forma porque estaba claro que no quería sacarse el pasaporte", y ha valorado que la Audiencia de Navarra, con el voto particular del presidente del tribunal, "ha admitido que no hay riesgo de fuga" por lo que "la situación se queda tal y como está".

Guerrero se enfrenta a otra polémica que ha saltado a los medios este fin de semana después de que un preso de la cárcel de Madrid en la que estuvo casi dos años en prisión preventiva antes del juicio dijera que un móvil que le requisaron se lo había dado él.

Ayer, al acudir a los juzgados a firmar como cada lunes, Guerrero aseguró que "eso es totalmente mentira" y su letrado ha insistido hoy en que se trata de "un bulo, no tienen ninguna prueba, es algo absurdo y totalmente falso", tras indicar que de momento no tienen ningún requerimiento judicial al respecto.