Atascos en grandes ciudades en las primeras horas de la vuelta de vacaciones

Tráfico intenso
Tráfico intenso |Telemadrid

La operación retorno de las vacaciones de verano, en la que se prevén casi seis millones de desplazamientos, ha registrado durante sus primeras horas atascos en grandes núcleos urbanos, como Madrid y Barcelona, así como en las inmediaciones de Tarragona, Segovia y Murcia.

Según ha informado a Efe la Dirección General de Tráfico (DGT), desde las tres de la tarde, cuando ha comenzado la operación especial de tráfico "Retorno del verano 2015", hasta las ocho de la tarde ninguna persona había fallecido en las carreteras.

En torno a las 20 horas, en la Comunidad de Madrid hay retenciones de tres kilómetros en la A-5 a la altura de Móstoles en sentido Extremadura; en la A-1 en sentido salida, a la altura de San Agustín de Guadalix; y en la A-3 hacia Valencia, en Rivas, con cerca de tres kilómetros de atascos.

Por su parte, en Barcelona la circulación es difícil en la B-20 desde el kilómetro 13 al 7,5 en sentido norte hacia el Nudo de la Trinidad y en la B-10 hay dos kilómetros de atascos en sentido norte.

Tarragona registra complicaciones en la N-340 a la altura de Roda de Bara hacia Barcelona -dos kilómetros de atascos- y en esa misma vía en El Vendrell, en sentido sur desde el kilómetro 1185 al 1188.

En la carretera nacional N-VI a la altura de San Rafael (Segovia) hay también retenciones desde el kilómetro 62.5 al 60.5.

Debido a un accidente, la A-7, en Murcia hacia Almería, registra circulación difícil a lo largo de cuatro kilómetros.

Esta operación especial retorno de las vacaciones 2015 se prolongará hasta la medianoche del lunes y, en ella, la DGT estima que se produzcan 5,9 millones de desplazamientos.

Durante estos tres días y medio coincidirán en las carreteras los que regresan de las vacaciones, con los que las empiezan y con los que se desplazan a disfrutar del fin de semana.

Según la DGT, se prevén mayores desplazamientos desde las zonas de costa y descanso hacia las grandes ciudades, con un regreso escalonado durante toda la operación, en especial el domingo.

Además de los viajes habituales de un fin de semana estival y los de salida hacia las zonas turísticas, pueden darse complicaciones en los principales ejes y pasos fronterizos, ya que ciudadanos regresan hacia sus países europeos de residencia habitual.

Con el objetivo de evitar accidentes, Tráfico ha establecido una serie de medidas como los controles de alcohol y drogas en cualquier tipo de vía y a cualquier hora o la instalación de carriles adicionales en los momentos de mayor afluencia.

Además, alrededor de 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera, auxiliarán a los conductores que lo necesiten y vigilarán que se realice una conducción segura.

Se unen a ellos más de 600 funcionarios y personal técnico especializado que atiende en los siete Centros de Gestión de Tráfico y cerca de 13.000 empleados de empresas de conservación y explotación del Ministerio de Fomento y del resto de titulares de la vía, así como personal de los servicios de emergencia.

Revisar el vehículo, planificar el viaje por la ruta más segura, ponerse el cinturón de seguridad, respetar los límites de velocidad y mantener la distancia de seguridad con el vehículo que va delante, son algunas de las recomendaciones imprescindibles de la DGT para tener un viaje seguro.

LA DGT PREVÉ 5,9 MILLONES DE DESPLAZAMIENTOS

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone en marcha desde este viernes a las 15:00 horas y hasta las 00:00 horas del lunes 31 de agosto la operación especial de tráfico 'Retorno del verano 2015', en la que se estima que se produzcan 5,9 millones de desplazamientos por carretera. Según explica Tráfico, durante los tres días y medio de operación coincidirán en carretera los ciudadanos que regresan de sus vacaciones, con aquellos que las comienzan y con los que se desplazan a disfrutar del fin de semana.

Por este motivo, se producirán desplazamientos de retorno desde las zonas turísticas de costa y descanso hacia los grandes núcleos urbanos --previéndose un regreso escalonado durante todo el periodo de operación, en especial el domingo--; desplazamientos de salida hacia las zonas turísticas de costa de aquellos que comiencen sus días de descanso; desplazamientos habituales de un fin de semana estival y desplazamientos en los principales ejes y pasos fronterizos generados por aquellos ciudadanos que retornan hacia sus países europeos de residencia habitual.

Con todo este flujo de vehículos en carretera, la DGT ha establecido una serie de medias de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico, con el objetivo de facilitar la movilidad y fluidez de los distintos usuarios de la vía y velar por la seguridad de todos ellos.

Así, se instalarán de carriles adicionales y reversibles con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades; se restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones en general y a los que transportan determinadas mercancías en ciertos tramos, fechas y horas; se paralizarán las obras en las carreteras y se diseñarán itinerarios alternativos recomendados según origen y destino, para evitar la zona centro.

Del mismo modo, se realizarán controles de alcohol y drogas en cualquier tipo de vía y a cualquier hora, así como la vigilancia del cumplimiento de las normas de circulación a pie de carretera y desde el aire con los 8 radares Pegasus de los que dispone la DGT. 10.000

AGENTES

Además, Tráfico recuerda los medios humanos disponibles. En este caso, son alrededor de 10.000 los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, a los que se sumarán miembros de la Guardia Civil de Seguridad Ciudadana, quienes velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera, auxiliarán a los conductores que lo necesiten y vigilarán que se realice una conducción segura, de acuerdo a las normas de circulación.

La DGT indica que este dispositivo tendrá verdadero sentido si la totalidad de los distintos usuarios de las vías son conscientes de la responsabilidad que tienen cuando se ponen en carretera.