Arias Cañete recomienda duchas de agua fría para ahorrar energía

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha explicado que "mientras se espera a que salga agua caliente, se desperdicia mucha agua". Cañete reitera así sus palabras de este miércoles en las que aseguró que se ducha con agua fría "antes que consumir medio litro más".

Cañete ha realizado estas declaraciones durante su participación en los desayunos de Fórum Europa, junto a la comisaria europea de Acción por el Clima, Connie Hedegaard, quien ha señalado que ella no está "dispuesta a renunciar" a sus duchas de agua caliente". "Es lo último que estaría dispuesta a hacer", ha indicado.

En este sentido, la dirigente europea ha mostrado su desacuerdo con Cañete apuntando que "para ahorrar energía y ser más eficientes simplemente hay que pensar más en lo que se hace en la vida cotidiana".

A su juicio, este tipo de acciones contribuyen a que la sociedad piense que "ahorrar energía significa tener una vida aburrida en la que no se puede hacer nada". Así, ha apuntado que una vida responsable y sostenible "es más interesante".

"ANTES ERA UN DERROCHADOR DE AGUA"

El pasado miércoles, durante su participación en la presentación en España de la iniciativa de la Comisaría Europea de Acción por el Clima 'El Mundo que quieres con el clima que quieres', Cañete ha asegurado que antes era "un derrochador de agua", hasta que el presidente del Gobierno le hizo "ministro encargado del agua en España", de modo que ahora incluso prefiere ducharse "con agua fría".

Del mismo modo, ha explicado que recientemente ha conocido un sistema que permite "reutilizar el agua de la ducha y evitar su desperdicio". Igualmente, ha alentado a realizar pequeñas acciones en el día a día con las que se puede reducir el consumo energético. Arias Cañete ha recordado, por ejemplo, que bajar un grado centígrado el termostato de la calefacción rebaja el consumo en un 7 por ciento.

Hedegaard, que visita Madrid para presentar la iniciativa europea que busca proyectos ecológicos innovadores y creativos que aborden con eficacia el cambio climático y que pretende fomentar un cambio de actitud y comportamientos desde todos los niveles de los ciudadanos, ha explicado que el objetivo es que la campaña sea "muy práctica y palpable" y que pueda aplicarse en las elecciones diarias de los ciudadano.

El ministro Cañete ya ha causado más de una polémica a raíz de sus declaraciones. El pasado enero afirmó consumir yogures caducados y que la referencia para consumir preferentemente algunos alimentos tiene un "margen de seguridad muy alto".