Aparecen muertas cuatro personas de una misma familia en su casa en Tenerife

La Guardia Civil ha abierto una investigación para esclarecer la muerte de los cuatro miembros de una familia hallados en una vivienda en la zona de la Cruz de los Martillos del municipio de La Orotava (Tenerife), han confirmado fuentes del Instituto Armado. El padre de la familia es un brigada del Ejército de 45 años y ha aparecido suspendido de una cuerda. Los cuerpos sin vida de la mujer, de 32 años, y de las dos hijas menores de edad han sido hallados en otra habitación de la vivienda.

Los cuatro miembros de la familia son españoles, según las citadas fuentes.

Los investigadores de la Guardia Civil no han hallado signos de violencia en las primeras diligencias practicadas en la vivienda.

A la zona del suceso se han desplazado efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil. Se está a la espera del levantamiento de los cadáveres sin descartarse ninguna hipótesis.

Las citadas fuentes han subrayado que la investigación se mantiene abierta y que los expertos siguen inspeccionando la zona para recabar datos complementarios a la autopsia que se practique a los cuerpos al objeto de determinar las causas concretas que rodean a este suceso.

EL ALCALDE HABLA DE UNA NOTA

El alcalde de La Orotava, Francisco Linares, ha negado que se hayan utilizado armas de fuego y ha agregado que en la vivienda se ha encontrado una nota, si bien por ahora se desconoce su autor y el contenido. Fuentes de la Guardia Civil, por su parte, no han confirmado este último dato.

El alcalde, además, ha dicho que el padre de la familia tiene unos 60 años, su esposa unos 40 y que las dos niñas tienen edades comprendidas entre los tres y seis años.

Los cuerpos fueron localizados en torno a las 12.30 horas, según ha precisado a los periodistas el concejal Narciso Pérez, quien ha comentado que hay "mucha consternación" entre familiares y vecinos del municipio y que no había denuncias previas entre las partes.