Abandonar los tratamientos médicos le cuesta al sistema sanitario 11 millones de euros

Abandonar los tratamientos médicos le cuesta al sistema sanitario 11 millones de euros