El secreto está en la salsa

Una buena carne debe estar acompañada por una salsa adecuada. En el reportaje nos enseñan a preparar tres distintas: la bearnesa, ideal para tomar con carnes rojas; la piri-piri picante para el pollo; y la bordelesa que nos iría muy bien con una carrillera.