Rubalcaba asegura que las recetas de la CE son un "veneno" para España

07.08.2013 - Actualizado: 16:31 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, le ha dicho al vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, que "se olvide de sus recetas" que han resultado ser "veneno", un "desastre" para España y sólo han creado "injusticias".

En una rueda de prensa en Torazo tras mantener un encuentro de trabajo con el presidente de Asturias, Javier Fernández, Rubalcaba ha respondido así a la propuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI) de rebajar los salarios un 10 % en España para ganar competitividad, medida que ha sido respaldada por Olli Rehn.

El líder socialista le ha dicho "con toda firmeza" al comisario europeo: "No estamos de acuerdo con que haya que bajar más los salarios en España".Ha recordado que los salarios ya han bajado, "y mucho", por la reforma laboral que hizo el Gobierno de Mariano Rajoy, que "puso en manos de los empresarios las decisiones de los salarios de una manera unilateral".

"Ya han bajado y el resultado del descenso de los salarios ha sido que el consumo se ha ido a pique y la economía sigue en recesión", ha dicho el secretario general del PSOE.

Por ello Rubalcaba le ha dicho a Rehn que "se olvide de sus recetas de una vez". "Sus recetas no son buenas para la economía, han resultado ser veneno", ha añadido.

El dirigente socialista ha señalado que una bajada de salarios sería "injusta socialmente y un desastre para el consumo y el crecimiento económico"."No son buenas recetas y están equivocados", ha dicho Rubalcaba, quien ha añadido que la opinión del comisario europeo es "equivocada".

Rubalcaba ha apuntado que bajar los salarios sería "nefasto" y "acabaría con el escaso consumo o lo deprimiría aún más", a la vez que lo ha calificado de "disparate económico y social".