La mano derecha de Rato paga en la Audiencia 175.000 euros para evitar la fianza

José Manuel Fernández Norniella

20.02.2015 - 11:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El exconsejero de Bankia y "mano derecha" de Rodrigo Rato, José Manuel Fernández Norniella, ha transferido a la Audiencia Nacional 175.400 euros que gastó con su tarjeta opaca, por lo que ha pedido al juez Fernando Andreu que no le imponga la fianza civil que reclamó para él la Fiscalía.

Norniella había entregado esa cantidad el pasado octubre, pocos días después de que estallara el escándalo, en un depósito notarial a disposición de la Fundación Caja Madrid, heredera de la obra social de la caja, y del propio Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional.

Sin embargo, la Fundación rechazó reclamar el dinero a los usuarios de las tarjetas opacas, por lo que ha optado por transferir el dinero a la cuenta de consignaciones del Juzgado de Andreu, donde ha aportado el resguardo del movimiento.

El excretario de Estado de Comercio del PP, que ya había devuelto a Bankia otros 10.139 euros a petición del propio banco, considera así "innecesaria" la fianza que pidió para él el fiscal Anticorrupción el pasado martes cuando declaró como imputado por las tarjetas opacas. Con Norniella, son ya siete de los 82 exconsejeros y exdirectivos de la entidad que han devuelto todo lo que cargaron a su visa opaca.

Se trata de Ildefonso Sánchez Barcoj, que adoptó la misma fórmula que Norniella e integró en una cuenta corriente titularidad de Bankia los 90.879 euros que cargó a esta entidad, mientras que los 481.308 euros restantes los consignó en el Juzgado de Andreu; Luis Blasco, Javier López Madrid, Arturo Fernández, Jorge Rábago y Miguel Corsini.

Por este motivo, la Fiscalía Anticorrupción no pidió para ellos fianza civil durante los interrogatorios celebrados esta semana, y tampoco para la expresidenta de la Fundación Carmen Cafranga, en su caso por el escaso tiempo que fue consejera de la caja. Mientras, para los otros diecinueve exconsejeros que ya han comparecido solicitó fianzas civiles equivalentes a lo que cada uno gastó con su tarjeta.

Hoy prosigue la ronda de interrogatorios con el antecesor de Miguel Blesa en Caja Madrid, el actual consejero de Bankinter Jaime Terceiro; los tres exdirectivos que tuvieron una tarjeta, pero no la llegaron a usar -Francisco Verdú, Íñigo María Aldaz y Esteban Tejera-, así como el director corporativo de Auditoría Interna de Bankia y autor del informe que destapó la polémica, Iñaki Azaola. En el caso de los cinco, el juez les ha citado en calidad de testigo.