Ellos no pasan frío

Buena parte de los animales que viven casi en libertad en el Safari Park de Madrid vienen de países mucho más cálidos que España. En Madrid Directo hemos visto que, pese al frío invierno europeo, éstos ni se inmutan porque sus cuidadores les tienen como reyes. Si no fuera por la especial atención que reciben, morirían en cuestión de horas con las primeras nevadas.