Tendrán que pagar 18,5% más si quieren seguir en sus casas

Llevan 5 años viviendo en un edificio de la Calle Mallorca, en Lavapiés, propiedad de la Tesorería General de la Seguridad Social y cuyos pisos están gestionados por la Sociedad Pública de Alquiler. En septiembre se les acaba el contrato y la gestora les ha comunicado una subida de precio del 18,5%. Unos 1800 euros más al año, si quieren seguir viviendo en ellos. Lo que se traduce en una subida de 800 a 940 euros al mes para algunos inquilinos.

La razón que alega la SPA es un ajuste a precios de mercado. Una cifra que algunos, varios de ellos están en paro, ya no pueden pagar. Además según la Sociedad Pública de Alquiler no quieren que se dediquen más de un tercio del sueldo a la vivienda. Si cuestan mil tendrían que tener sueldos de 3000 euros- dice alguno de los inquilinos afectados.

Según la gestora a todos los inquilinos se les están dando opciones, estudiando los casos uno por uno. Ellos dicen que les ofrecen moverse a vivir a otros pisos que gestiona la SPA en otras zonas de Madrid, acorde a sus ingresos.

Desde la SPA insisten en que los precios, a pesar de haber subido, siguen estando un 36% por debajo de las cifras de mercado en la zona.

Sin embargo, ellos sienten que un organismo público les utiliza para beneficiarse como una inmobiliaria privada cuando la razón de ser de la SPA es fomentar el alquiler no especulativo.