Las buenas palabras

Latinismos y latinajos

04.05.2012 | 0 Comentarios
Hannibal Lecter

 

El uso cotidiano del español está plagado de lo que algunos llaman latinajos. Se trata de términos latinos que, a diferencia de los anglicismos que contaminan nuestro idioma, no son rechazables por razones obvias: no constituyen alternativas foráneas invasivas sino vocablos madre de los que derivan los nuestros. El latinajo podría ser algo así como un latinismo utilizado de manera forzada. Muy habituales son sub iudice, que es algo pendiente de resolución judicial; memorándum, que entre otras cosas significa informe; y córpore insepulto. Atención: "córpore" lleva tilde, como post scríptum, la apostilla de las cartas que debe escribirse P.S. y no P.D. La Academia estipula que las voces tomadas del latín que se han incorporado a la lengua española y que designan realidades existentes en el mundo actual, como currículum, lapsus, estatus y réquiem, se adecuarán a los patrones ortográficos del español y, por tanto, deberán escribirse en redonda y con tilde, si procede. Aquí los transcribiremos en cursiva por razones de comprensión del texto.
 
Los lenguajes jurídico, médico y religioso.
El antiguo derecho romano es la base del nuestro. Por eso encontramos en el lenguaje jurídico tantos latinismos. Ut supra es, en un documento legal, “como se ha escrito arriba”; ab intestato, quiere decir “situación que se produce cuando alguien muere sin haber hecho testamento”; y nota bene se utiliza para resaltar la importancia de algo. Hay términos latinos adoptados por el español en diferentes campos del saber. En medicina, delírium tremens es algo así como “alucinación temblorosa” y se aplica específicamente a los efectos que el mono o síndrome de abstinencia del alcohol lleva aparejados. En religión, nihil obstat quiere decir “no hay impedimento” para que la Iglesia apruebe algo. En estrategia militar, si vis pacem, para bellum significa “si quieres paz, prepara la guerra”. 
 
Cuando el cine habla latín
El séptimo arte ha popularizado algunos latinismos. Aníbal el Caníbal le decía quid pro quo a la inspectora Clarice Starling en “El silencio de los corderos” cuando le exigía una información íntima a cambio de otra útil para sus investigaciones. En El club de los poetas muertos, el revolucionario profesor de literatura John Keating (Robin Williams) utilizaba la expresión carpe diem, que significa "vive el momento", y nos la contagió a todos nosotros convirtiéndola en cotidiana.
 
¿Una lengua muerta? 
Algunas voces latinas forman parte del habla cotidiana. Un ejemplo es accésit, que significa “recompensa inferior inmediata a un premio”.
O como ad hoc, que quiere decir “adecuado”. Utilizamos mal otros: lo correcto no es "de motu propio", sino motu proprio", con una erre muy enrevesada.
Por el mismo motivo, "a grosso modo" se dice correctamente grosso modo.
 
Hace unos años, un famoso presentador de televisión coincidió en la Universidad Complutense de Madrid con un egregio catedrático de latín que pronunció una conferencia sobre la materia. Al terminar el profesor su parlamento, la estrella le espetó que aquello estaba muy bien, pero que el latín era una lengua muerta.
 
- A ver, profesor, en estos tiempos que corren, ¿cómo llamaría en latín a este equipo de audio?
- Diría “audio”, que antes que español fue término latino.
 
- Bueno, pues ¿cómo llamaría usted al vídeo?
- A lo que el catedrático respondió: "vídeo, señor mío, también es una palabra latina".
 
El astro enmudeció y este silencio se convirtió en el fragmento de lenguaje (no verbal) más inteligente que jamás emitiera en su vida.
 
@rafaelcerro

 

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
3 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
cerro_rafa_70

El periodista de Onda Madrid Rafael Cerro intenta demostrar que hablar correctamente puede, a veces, no ser cuestión de cultura sino de mera lógica. Estamos obligados a hacernos entender. Lázaro Carreter explicaba que el buen hablante no es el que practica el habla de la clase culta, sino el que domina más registros. “El lenguaje sirve para pensar; hablando mejor somos más libres”.

Artículos anteriores

La Encuesta

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.7%
No
36.3%