Vuelve la calma con Piqué y se aviva por la camiseta

Morata: "Siempre es un orgullo estar con la selección"

Luis Alberto: "La idea no es venir solo una vez"

Adidas asegura que la camiseta de la selección española está "fuera de cualquier connotación política"

Illarramendi, Odriozola y Reina no saltan al césped en el primer entrenamiento en Las Rozas

Selección española

deportes

| 07.11.2017 - 22:18 h

Agencias

Julen Lopetegui no tiene una concentración tranquila. El seleccionador español está cansado de dirigir entre la polémica, intentando siempre imponer lo deportivo a cualquier situación que altere lo realmente importante. Ahora que regresa la calma en torno a la figura de Gerard Piqué, se aviva por la camiseta.

España vuelve a escena y como ocurrió con asiduidad en la fase de clasificación al Mundial de Rusia, lo hace con una nueva situación que altera el plan establecido. Nadie pensaba que un modelo de camiseta diseñado por Adidas hace año y medio, aprobado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), iba a generar tanto revuelo por salir en el momento político que vive el país.

SUSPENDIDA LA PRESENTACIÓN

El acto que estaba previsto para el miércoles se retoca por la imposibilidad técnica de llevar a cabo el primer plan, según informan a Efe fuentes de la marca deportiva.

En esta ocasión no había un evento planificado como en las últimas presentaciones y se ha pasado de presentar a jugadores de la marca sobre el césped conla camiseta tras el entrenamiento, con respuestas a preguntas de un presentador, a hacerlo todos los internacionales antes de la sesión y una rueda de prensa posterior de dos de ellos.

Mientras, Lopetegui intenta dar normalidad y hablar de lo deportivo a sus jugadores, a los que reunió nada más llegar a la concentración antes del entrenamiento vespertino. La única sesión abierta al público no levantó expectación en una tarde fría en Las Rozas.

INDIFERENCIA CON PIQUÉ

Se pasó de no haber un hueco en la grada en la última ocasión que se abrió un entrenamiento, con el rechazo generalizado a la figura de Piqué, a no llegar a cien seguidores y que hubiese indiferencia hacia el central catalán e incluso aplausos cuando pisó el césped para ejercitarse.

La selección española comenzó a preparar los amistosos ante Costa Rica y Rusia con una primera sesión de la que se ausentaron Pepe Reina, Álvaro Odriozola y Asier Illarramendi, con molestias. A los dos primeros, que arrastran problemas de espalda y en los isquiotibiales derechos, respectivamente, los revisaron los doctores de la Roja y decidieron que seguirán en la concentración.

El regreso de Alberto Moreno y el primer entrenamiento con la selección española de Luis Alberto fueron las novedades en una tarde en la que Lopetegui tiró de la sub'21, que también trabaja en La Ciudad del Fútbol, para completar su grupo. La ausencia de Reina la cubrió Antonio Sivera, del Alavés.

MENOS INTENSIDAD PARA ALGUNOS JUGADORES

Jugadores como Sergio Ramos, David Silva, Vitolo o Rodrigo trabajaron con menos intensidad y se retiraron sin disputar los partidos en reducidas dimensiones con los que acabó el entrenamiento. Antes, un calentamiento en grupo, rondos y ejercicios con balón dieron forma al menú de trabajo.

La calma con la que se entrenó España durante una hora, contrastó con lo vivido la última ocasión que Lopetegui abrió un entrenamiento en La Ciudad del Fútbol. El grupo confía en que se extienda a Málaga, donde el viernes en La Rosaleda se disputará el amistoso ante Costa Rica, que desean sea una fiesta tras ver la expectación que ha levantado y la mejor forma de preparar el próximo Mundial.

MORATA Y LUIS ALBERTO, FELICES

Álvaro Morata se mostró "muy feliz" de estar convocado con la selección española para los amistosos de preparación ante Costa Rica y Rusia, del sábado y martes próximo, y aseguró que siempre es "un orgullo" vestir la camiseta del combinado nacional.

El jugador de la Lazio Luis Alberto Romero afirmó que su primera convocatoria con la selección española es "un sueño" y que está concentrado para "demostrar" que puede volver, a la vez que destacó a La Rosaleda como "un campo especial", donde jugó como la temporada 2014/2015.